La tradicional medición del sistema de comparación Antutu demostró que el smartphone más potente del mundo no pertenece ni Apple o Samsung.

Se trata del Xiaomi 5, hecho por una empresa fundada hace apenas seis años en Pekín, China. 

Se usó el programa Antutu Benchmark para la medición y esta se aplicó en al menos 500 diferentes modelos de celular mostrados en la lista. Tras las pruebas, se le asignó a cada móvil un puntaje en base a su potencia.

A inicios de año, el iPhone 6S era el smartphone más potente. Sin embargo, tanto Samsung con su S7 Edge como Xiaomi lo han desplazado al tercer lugar.

Sepa más: