El S10 podría superar por mucho el rendimiento del Samsung Galaxy S9 del 2018 | Fuente: RPP

Samsung va de lleno en la carrera. Hoy se hizo oficial el nuevo procesador 9820, un nuevo chipset que formará parte del catálogo 2019 de gama alta, como el S10 y el Note 10, aunque también podría estar en el nuevo teléfono de pantalla plegable esperado para el próximo año.

Este nuevo integrado basa su arquitectura en 8 nanómetros, uno menos que Huawei y Apple, pero que permitirá mayor rendimiento y hasta una mejora del 10% en la autonomía. La ¿sorpresa? Es la inclusión de un NPU (Unidad de Proceso Neural) que permitirá mejoras considerables en la gestión de Inteligencia Artificial en el equipo. Además, dará soporte a categorías más altas de conectividad de hasta 2 Gbps de velocidad.

Llega el nuevo 9820, empujado con una NPU | Fuente: Samsung

Hay algunos aspectos interesantes a rescatar de esta nueva arquitectura en Samsung:

Su configuración es similar a la de la competencia. Contamos con 8 núcleos, distribuidos en 2 CPU de fabricación propia, en donde debería estar concentrada la fuerza bruta del equipo. Los otros dos son núcleos Cortez A75, y un sector de 4 núcleos Cortex A55 para tareas simples o bajo reposo. El GPU que acompaña a procesador es un Mali G76 MP12, uno más potente que el del Huawei Mate 20 Pro.

No hay compatibilidad con 5G. A pesar del salto y la potencia, no hay nada relacionado al soporte para la nueva banda de telecomunicaciones 5G. Sin embargo, llegamos a CAT 20 con este procesador, lo que nos da la posibilidad de lograr cuotas de 2 Gbps en descarga, y hasta 316 Mbps de subida. Hay un procesador Exynos compatible con 5G, pero no será parte de los integrados en este 9820.

Llega el procesador neural. Esta implementación de una NPU propietaria permitirá mejorar considerablemente el rendimiento de tareas pesadas asociadas a procesos neurales en la generación anterior. La Inteligencia Artificial de la cámara o la misma Bixby podrían obtener beneficios en esta parte del 9820.

El Note 10 también llevará el nuevo Exynos 9820 en 2019 | Fuente: RPP

Mayor resolución de pantalla. Este procesador es compatible con nuevas dimensiones de paneles, además de integrar un arsenal de opciones para video. Para empezar, es capaz de reconocer hasta 5 cámaras, con límites de 22 MP en sensores simples y 16 MP en las cámaras dobles. En video, nos encontramos con un dispositivo capaz de grabar video en 8K a 30 cuadros o 4K a 150 cuadros por segundo. Para que ese material se luzca, el 9820 ofrece soporte para paneles 4K (posiblemente en la pantalla flexible) y una de 3840 x 2400 píxeles.

Más velocidad de escritura. Para lograr un performance óptimo con esas monstruosas métricas, Samsung mejora la velocidad de lectura y escritura. Ahora el equipo que lo lleve será compatible con UFS 3.0 para las memorias internas, lo que elevará el ancho de banda hasta en 2666 MB por segundo, doblando el torrente ofrecido por la tecnología previa.

Esperamos que el S10, el Note 10 y el enigmático “plegable” lleguen en 2019 en eventos programados para febrero y agosto. Seguramente el S10 será el primero en portar está innovación, y se presentará cerca al Mobile World Congress de Barcelona.

¿Qué opinas?