"Alo alo vecinillo de telefonillo pillo" | Fuente: RPP / 20th Century Fox

Ya veníamos mencionando la ausencia de retos en esta parte del año, tras el #BottleCapChallenge y sus múltiples variantes. Este fin de semana, miles de usuarios en Twitter y Facebook han compartido el resultado de una peligrosa incursión contra la privacidad, llamada “Hola vecino de número”. En simple, basta con escribir un mensaje de WhatsApp a la persona cuyo número final sea mayor o menor por uno al nuestro. SI tu teléfono acaba en 4, tus vecinos son 1 y 3.

Por ejemplo, so tu número es el 987654321, tu vecino de número sería el 987654322 o el 987654320. Simple. Parece divertido.

Este hábito no es nuevo, y podría datar de la misma implementación de las líneas telefónicas, como parte de las “prank calls” o llamadas de broma. Luego, con la presencia del SMS, la gracia caía en mandar un mensaje al otro. Ahora, con el despliegue enorme de telefonía móvil, hay más opciones.

Aquí hay dos opciones: una de ellas es que puedas establecer comunicación con una persona que no conoces, o que simplemente el número de al lado no tenga usuario designado.

¿Por qué es peligroso este viral?

La privacidad es un elemento que siempre estará en riesgo cuando alguien descubre la manera de vulnerarla. Peor aún, tu muy bien resguardado usuario ya puede ser convocado por alguien más.

Pongamos segunda en la caja de cambio del riesgo. Un desconocido puede acceder a tu foto de perfil, guardar tu contacto, buscarte em redes y comenzar a saber quién eres.

Tercera opción. Un desconocido captura tu información y la comparte en redes. Claro, seguro podrá borrar el número – personalmente no confiaría tanto en la eficiencia de varios usuarios de la red en este punto – pero tu foto o algún otro dato de la conversación podría estar expuesta.

Capítulo cuatro. Un desconocido se hace la “vístima”sí, está bien escrito – y publica, sin tu consentimiento, una discusión que, con justo derecho a la privacidad, sostuviste para evitar que alguien te siga escribiendo.

¿Qué hacer?

Lo básico y elemental es, evidentemente, cerrar todas las opciones compartidas con usuarios que no son nuestros contactos. Fotos, hora de conexión, estado y otros detalles pueden ser controlados en la pestaña de “Privacidad”, en Ajustes.

Lo siguiente, y dejado como “opcional”, es no contestar el mensaje. Al no aceptar el chat, el usuario solo puede ver nuestros detalles, sino que tampoco permitimos que pueda tener respuesta real y confirmar que existe un usuario al otro lado.

¿Qué opinas?