La apariencia de Kratos es muy similar a la actual.

Durante la Devcom en Colonia, Alemania, el director creativo del más reciente título de la franquicia God of War, Cory Barlog, mostró un poco de lo que fue la gestión creativa del proyecto, mostrándonos como en fases tempranas del desarrollo se contempló ambientar el juego en diversas mitologías, como la egipcia, hindú e incluso la incaica. Así es, podríamos haber tenido a Kratos en el Tahuantinsuyo.

Después de varios descartes, la decisión quedó entre la mitología egipcia y la nórdica, la última como sabemos hoy, fue finalmente la elegida por Barlog. Asismismo, nos mostraron un poco del arte conceptual del God of War egipcio, mostrándonos a Kratos y su hijo Atreus con vestimenta adecuada al clima desértico y enfrentándose a varios enemigos, incluida una especie de esfinge gigante.

Puedes ver el análisis de nuestro blog Más Consolas sobre lo bueno, lo malo y lo feo de God of War  en este enlace.

¿Qué opinas?