Emilia Clarke Danaerys Targaryen | Fuente: HBO

Danaerys Targaryen (Emilia Clarke) finalmente no pudo cumplir su destino en "Game of Thrones". La joven que ingresó al fuego para convertirse en la Madre de Dragones falleció a manos del hombre que amaba, Jon Snow.

En el último episodio, los dos conversaban del mundo justo que pensaban crear. Pero el de Dany era destruyendo a todos sus enemigos sin importar quien sea, algo que Jon no podía aceptar. Por eso termina asesinándola. 

Daenerys representó, en gran medida, la esperanza de un reinado más justo en WesterosAunque en su camino no escasearon las matanzas y venganzas, el personaje era relacionado sobre todo con virtudes como la compasión y la justicia.

Sin embargo, en la última temporada de "Game of Thrones", la reina Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) pasó por una evolución que la acercó a sus antepasados más desquiciados. El punto de quiebre fue el saqueo de King's Landing con el que cumplió el lema de su casa "fuego y sangre".  

Daenerys Targaryen se convirtió en una líder y conquistadora con el pasar de las temporadas. | Fuente: HBO

La historia de la Madre de Dragones comenzó como el de una joven vendida en matrimonio, a Khal Drogo, a una que se hizo a si misma y decidió su destino: reclamar la corona de su familia y sentarse en el Trono de Hierro. 

Durante su camino en "Game of Thrones", se convirtió en la rompedora de cadenas (abolió la esclavitud en las ciudades por las que pasó), se volvió en un símbolo de esperanza para los desafortunados; pero también demostró que estaba dispuesta a acabar con sus enemigos salvajemente: con el fuego de sus tres dragones.

Danaerys Targaryen (Emilia Clarke) se convirtió en un ícono entre las mujeres y más de un padre le llamado Khaleesi a sus hijas en su honor. Un personaje que siempre será recordado en la televisión y, para muchos, seguirá siendo la legítima reina de "Game of Thrones".

¿Qué opinas?