Oscuro deseo
Netflix confirma la segunda temporada de "Oscuro deseo". | Fuente: Instagram

Netflix confirmó mediante un vídeo la segunda temporada de la serie mexicana “Oscuro deseo”. Protagonizado por Maite Perroni y Alejandro Speitzer, se ha posicionado como una de las favoritas desde que se estrenó el pasado 15 de julio por la plataforma.

Debido a que tuvo gran acogida no solo en el país centroamericano, sino el mundo, el servicio de streaming ha decidido renovar el proyecto para una segunda parte. En un vídeo simulando un noticiero, el actor Erik Hayser que hace de presentador de información confirmó el próximo estreno.

La serie está protagonizada por Maite Perroni, Alejandro Speitzer, Jorge Poza, Regina Pavón y María Fernanda Yepes ha sido vista por más de 35 millones de hogares convirtiéndose en la primera temporada (no en inglés) más hot en Netflix.

"Oscuro deseo" es dirigida por Pitipol Ybarra y Kenia Márquez, a quien la exestrella de RBD describió como una "aliada indispensable", en especial en las escenas más demandantes. "Ella me decía con una firmeza y asertividad típica de las mujeres seguras probemos otra vez, y porque no lo haces así", recordó la artista.

EROTISMO Y OBSESIÓN

Los que siguen identificando a Perroni con Lupita, aquella jovencita sencilla que llegó becada en 2004 la Elite Way School de la telenovela "Rebelde" y a la jovencita que recorrió al mundo como parte del grupo RBD, se van a quedar con la boca abierta cuando la vean como Alma. Incluso, si la habían seguido en telenovelas como "Antes muerta que Lichita" y "Papá a toda madre".

Los que la habían visto como Adriana en la primera temporada de "El juego de las llaves", la serie de Amazon Prime, quizás tendrán un aterrizaje menos forzoso a la Maite Perroni del 2020, pero aun así su actuación es impresionante, así como su deseo de meterse en la profundidad más sexual del personaje.

"Me gusta poder explorar a mujeres que son complejas, con temores, con pasiones, con grandes ideas, con complejos y con seguridades. Claro, gran parte de eso, es su vida sexual. El erotismo, las crisis de pareja", indicó.

Aunque reconoce que las escenas de sexo serán las que van a dar mucho de qué hablar, Perroni se encuentra más fascinada por los elementos de suspenso de la serie, que "es un ejemplo de cómo cada mala decisión tiene varios tipos de consecuencias, de menor y mayor grado, que causan problemas muy graves, misterios, secretos y hasta muertes"