Animal Planet

Steve Irwin falleció hace ya nueve años atrás, justo cuando se topó de frente con una peligrosa mantarraya que lo apuñaló con su larga y venenosa cola, cuando se encontraba en medio de las grabaciones de su show de televisión.

Las lesiones sufridas por Irwin fueron tan graves, que murió en cuestión de segundos, debido a las heridas que el animal le ocasionó en el pecho, e incluso en el corazón; todo eso mezclado a la gran cantidad de veneno que se introdujo en su cuerpo.

Hasta marzo del año pasado no se tenía mayor información sobre cómo había sucedido el incidente. Sin embargo, Justin Lynos, camarógrafo de Steve, asistió a Studio 10 para hacer algunas revelaciones que molestaron al padre del recordado Cazador de Cocodrilos.

Lynos, quien presenció los últimos instantes de vida de Steve, señaló entonces que el host había sido apuñalado por la mantarraya “cientos de veces en unos pocos segundos”.

El integrante del equipo de Irwin dijo que entonces no entendía bien lo que estaba pasando, hasta que finalmente vio que “Steve estaba parado en una enorme piscina de sangre”.

“Él estaba con un extraordinario dolor, ellas tienen veneno en sus colas, así que supe que debía ser doloroso”, declaró Lynos. “Él simplemente me miró calmadamente y dijo, ‘Estoy muriendo’. Y esa fue la última cosa que dijo”.

Por su parte, Bob Irwin, padre de la fallecida estrella aseguró que no le impresionaron mucho las declaraciones de Lynos. “Personalmente me sentí muy triste y, hasta un grado, molesto por lo que dijo Justin”, aseguró Bob. “Para mucha gente que está tratando de vivir sus vidas sin Steve, no fue algo que ayudase bajo ninguna circunstancia”.

Binbi Irwin, hija de Steve, habló el año pasado con la revista People y dijo cómo se sentía el haber perdido a su padre. “Ese tipo de tristeza nunca se va. Es como perder un pedazo de tu corazón que nunca recuperarás”.