Disney
"Coco" (2017) y "Wind" (2020) tienen mucho en común a pesar de contar historias de culturas diferentes. | Fuente: Disney

Con el paso del tiempo, Pixar apuesta por colaboradores de orígenes diversos, que puedan contar e involucrarse en historias de miradas heterogéneas. Aunque ha tardado su tiempo, Coco” (2017) y más reciente “Wind” (2020) demuestran que las producciones deben reflejar las diferentes realidades que viven niños y adolescentes en el mundo; no solo las de un país o comunidad.

Jesús Martinez, gerente de animación de “Coco” y productor de “Wind”, conversó con RPP Noticias sobre esta puerta que se abre cada vez más no solo para los latinos, sino para los inmigrantes –o descendientes de ellos– en Estados Unidos, el país base de Disney y sus estudios.

De familia mexicana, Martínez cuenta haber crecido entre inmigrantes latinos en Chicago, EE.UU. “En mi mundo, todas esas historias eran muy comunes, pero cuando yo veía la televisión o veía películas, no estaban presentes”, recuerda sobre las ficciones con las que creció en su infancia.

Esa fue una de las razones para acercarse a “Wind”, dirigida y escrita por el coreano estadounidense Edwin Chang, que narra una historia familiar y con una metáfora de una situación con la que se han relacionado muchas personas que tuvieron que abandonar sus países por un futuro mejor.

Pixar
"Wind" es uno de los cortos exclusivos disponible a través de Disney+. | Fuente: Disney

“Fue importante trabajar en este cortometraje sobre el momento en que los inmigrantes son politizados por todo lo que está pasando. Contar una historia desde la perspectiva de los inmigrantes mismos. Al dejar su país, es una decisión muy difícil y emocional”, comenta Jesús Martínez. “Reflexionar un poco sobre por qué la gente se está yendo de sus países”, agrega.

En “Wind”, vemos un mundo de realismo mágico, protagonizado por una abuela y su nieto, que, atrapados en el fondo de un abismo profundo, usan los escombros que los rodean para concretar su sueño de huir hacia una vida mejor. El cortometraje llegó con el lanzamiento de Disney Plus en Latinoamérica.

LOS INMIGRANTES DE PIXAR

Para Jesús Martínez, quien también destacó por su trabajo en “Coco”, ser una voz diversa en una “empresa que suele ser de hombres heterosexuales blancos” es muy importante. Por ello, los inmigrantes de Pixar siempre están al tanto de lo que pueden compartir acerca de sus vidas y experiencias para poder crear con identidades que pertenezcan al mundo entero:

“Tenemos un grupo, a veces, la gente que puede se junta, hablamos de nuestras vidas, historias, países. Estamos tratando de tener más presencia, y ahora que todas estas compañías están pensando sobre la diversidad y cómo podemos ser más inclusivos (…) No solamente México, el Caribe, Sudamérica y por todo el mundo, esas historias y culturas que son muy bonitas y deben ser escuchadas. Es seguir tocando esta puerta hasta que nos abran”.

LA MAGIA DE "COCO"

Han pasado tres años desde el estreno “Coco” y los espectadores latinos continúan disfrutándola como la primera vez que la vieron en el cine. Con la entrada de Disney Plus en nuestro país, es posible volver a verla hasta aprender todas las canciones llenas de melodías de guitarra y gritos agudos.

Fui a México para una promoción deCoco, estuvimos en Oaxaca, y la gente tuvo un agradecimiento para esa película que pegó muy fuerte. Nos decían ‘gracias por hacer esto, porque las generaciones nuevas están de nuevo aceptando y abrazando nuestras tradiciones’, darle nueva vida con ese proyecto es algo muy especial”, señala Martínez.

Él considera esta película, propia de su cultura, como uno de los mayores acontecimientos en su vida profesional. “Nunca pensé que iba a poder trabajar en proyectos así. Cuando me enteré que estaban haciendo del Día de los muertos o sobre la inmigración, es lo que me atrae y hace que le eche más ganas. Me siento muy privilegiado al poder hacer eso con mi carrera”, finaliza. Solo nos queda esperar ver en qué trabajará después.