Review | Razer Kraken X Lite, los audífonos económicos con sonido 7.1 envolvente

ProGamer puso a prueba los audífonos de entrada de Razer. Más allá de su falta de RGB, es una de las mejores opciones del mercado.

Lo nuevo de Razer apuesta a una oferta donde prima el precio sin descuidar la calidad. | Fuente: RPP

Tener periféricos dedicados especialmente al gaming marca un antes y un después en los jugadores. Si bien es cierto, su precio es muy superior con respecto a las líneas de entrada, una vez que los utilizas no vuelves a cambiar de formato. Como parte de la tríada, los audífonos con micrófono son vitales para una experiencia satisfactoria y escoger un buen modelo inicial es básico.

Razer compartió con ProGamer un ejemplar de los Kraken X Lite, uno de los auriculares con sonido 7.1 envolvente más asequibles del mercado. Si ya el precio es atractivo, lo utilizamos en jornadas de vicio para poder asegurarnos de su potencial. 

Especificaciones: 

  • Auriculares
    • Respuesta de frecuencia: 12 Hz - 28 kHz
    • Impedancia: 32 Ohm @ 1 kHz
    • Sensibilidad (@ 1 kHz): TBD
    • Controladores: 40 mm, con imanes de neodimio.
    • Diámetro interno del audífono: 65 x 44 mm.
    • Tipo de conexión: analógico 3.5 mm
    • Longitud del cable: 1.3 m / 4.27 pies.
    • Aprox. peso: 230g / 0.50lbs
    • Almohadillas ovales: diseñadas para una cobertura total de la oreja con cuero sintético, para aislamiento y comodidad del sonido.
  • Micrófono
    • Respuesta de frecuencia: 100 Hz - 10 kHz
    • Relación señal / ruido: 60 dB
    • Sensibilidad (@ 1 kHz): -45 ± 3 dB
    • Patrón de recogida: auge de ECM unidireccional
Así lucen los Kraken X Lite. | Fuente: RPP

Diseño

El modelo Kraken X Lite es sencillo y no es pretencioso: una pieza completamente negra, un puente reforzado, almohadillas ovales que te aislan del ruido externo y un micrófono que puede acomodarse sin mayor esfuerzo. Más es menos y esta no es la excepción.

La principal diferencia con el modelo X es que el Lite no mantiene ni el botón de muteo/desmuteo del micrófono ni el controlador de sonido de audio, dos funciones que podrían servir de mayor funcionalidad en esta línea. Pero sí, lo entendemos, es una serie Lite, por lo que sabíamos que estas herramientas no estarían. 

El cable está reforzado y genera gran confianza ante roturas. Pese a ello, si no lo cuidas lo suficiente, serán presa fácil de doblez. Esto a la larga puede reducir el tiempo de vida del objeto. 

Lo más agradable de todo es el peso. Con solo 230 gramos, el Kraken X Lite es muy fácil de transportar y te genera gran comodidad sobre la cabeza. No incomoda, pero si tienes alguna molestia, puede editar su configuración para que calce perfecto contigo.

Lo que quizás disguste a los amantes del RGB es que el modelo no presenta ningún juego de luz que se acople o combine con el resto del set de PC. Innecesario, sí, pero el mercado objetivo está muy pendiente de ello.

El micrófono del Kraken X Lite. | Fuente: RPP

Desempeño

A términos generales, la perfomance es más que convincente.  

El sistema 7.1 está reservado bajo un software que puede ser activado gracias a un código con el equipo. Incrementando hasta un 25% de volumen, este surround simulado realmente brinda una ilusión de campo auditivo real, el cual calza perfecto con videojuegos de alta concentración como CS:GO y PUBG, títulos con los que disfruté más el periférico. Si compras juegos AAA del momento, no dudo del gran beneficio de esta función.

Sin embargo, para juegos como Dota 2, League of Legends u otros, podrás encontrar distinto el sonido, pero no le encontrarás mayor beneficio extra en las partidas. 

Lo que también se destaca es su cardoide. El micrófono está diseñado para que prevalezca tus palabras y los laterales sean ignorados. No se cruza el ruido ambiental ni palabras menores fuera del rango. 

Añadiendo, sus cables son largos y mantienen plugs para poder ser utilizados tanto en PC, PlayStation 4, Xbox One, nintendo Switch o hasta celulares. Tremendo punto a favor si es que mantienen multiplataformas en casa.

Los Kraken X Lite. | Fuente: RPP

Conclusiones

Para ser una gama de entrada, el Kraken X Lite cumple sus funciones a cabalidad. Muestra un diseño sobrio y un perfomance adecuado, además de una gran soltura para cualquier tipo de situación. Solo si eres amante del RGB no te lo recomendaría.

¿Qué opinas?