Desayunos para compensar el desgaste de agua y energía en verano

El horario ideal para desayunar es entre las siete y nueve de la mañana, porque es la hora en que el organismo está despertando y los niveles de azúcar e insulina y el tránsito intestinal trabajan mejor.

Con la llegada del verano nuestro cuerpo necesita una mayor cantidad de nutrientes y alimentos que hidraten, ya que en esta temporada el cuerpo experimenta un mayor desgaste de energía y agua.

En ese sentido, el desayuno, considerado por muchos la principal comida del día, cobra una vital importancia para mantenernos activos durante todo el día.

Para el nutricionista del Club Médico Deportivo Bodytech, Jamee Guerra, existen alimentos claves para potenciar el desayuno, como lo son las frutas que pueden ser consumidas en jugos o extractos para aprovechar todas sus vitaminas y los cereales que logran saciar el apetito debido a su alto contenido de fibra.

Por otro lado, recomienda evitar en el desayuno la sal en exceso y productos con preservantes y/o colorantes como jugos en caja, chocolates, caramelos y/o gaseosas ya que pueden causar que el azúcar en la sangre suba y luego baje más tarde, lo que causa somnolencia e irritabilidad.

En la galería que acompaña la nota, conoce algunas alternativas para preparar desayunos distintos, ricos y nutritivos cada día de la semana.