Comer pescado reduce el envejecimiento cerebral, según estudio

Las dietas pobres en ácidos omega-3, habitualmente presentes en el pescado, provocan una disminución del cerebro que equivale a aproximadamente dos años de envejecimiento estructural del mismo.

Un estudio publicado en la revista Neurology, comprobó mediante imágenes tomadas por resonancia magnética que las dietas pobres en ácidos omega-3, habitualmente presentes en el pescado, provocan una disminución del cerebro que equivale a aproximadamente dos años de envejecimiento estructural del mismo.

Para llegar a esta conclusión los investigadores, de la Universidad de California, Estados Unidos midieron los niveles sanguíneos de los ácidos de la serie omega-3 DHA de varios participantes, así como el índice de masa corporal y algunos factores de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas como el Alzheimer.

Además, las personas que fueron analizadas fueron sometidas a diversas pruebas cognitivas y se les realizó un escáner cerebral por resonancia magnética.

Los resultados mostraron que las personas con niveles bajos de DHA tenían menor volumen cerebral que aquellas con altas cantidades del ácido. Además, estas últimas obtenían mejores puntuaciones en los test de memoria visual, pensamiento abstracto y capacidad de resolución de problemas.

Aunque existen otros estudios que muestran las ventajas de una dieta rica en pescado, la mayoría se basan en encuestas sobre hábitos alimenticios y no aportan las mediciones directas que sí se encuentran en este trabajo.