Obesidad: conoce los cuatro tipos

Se diferencia por el lugar en el que se deposita el exceso de grasa
En la obesidad androide se acumulan triglicéridos en el abdomen. | Fuente: Getty Images

¿Sabías que existen cuatro tipos de obesidad? Esta clasificación se realiza según el lugar en el cuerpo en el que se acumula la grasa, así como las complicaciones particulares que cada una trae a las personas que los padecen. Existen dos principales: androide y ginoide, a partir de las cuales se han subdividido dos más.

Obesidad androide. Grasa localizada a nivel central del cuerpo, abdomen o tronco abdominal, generalmente se presenta en hombres por causas hereditarias, aunque también ocurre en mujeres. Esta distribución de la grasa es causante de las afecciones metabólicas que se asocian con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, ateroesclerosis, entre otras enfermedades.

La obesidad androide generalmente se da por causas hereditarias | Fuente: Getty Images

Obesidad visceral. Grasa localizada en el abdomen donde están las vísceras. Para disminuir este tipo de obesidad, no se debe bajar de peso solamente, sino también se debe normalizar los parámetros de glucemia, colesterol, triglicéridos sanguíneos y la modificación de los valores de la presión arterial.

Obesidad ginoide. Grasa ubicada en los muslos, caderas y glúteos. Está relacionada con el desarrollo de várices, problemas en rodillas o en caderas, artrosis de rodillas, litiasis vesicular, apnea del sueño, mayor incidencia de determinados tumores, entre otras enfermedades

Está relacionada con el desarrollo de várices, problemas en rodillas o en caderas | Fuente: Getty Images

Obesidad difusa. Grasa localizada en todo el cuerpo. Es importante conseguir un régimen alimenticio y de ejercicios que se adecúe a cada persona, evitar contar calorías, aprender a comer en porciones adecuadas, y dormir por lo menos 7 horas diarias.