Resfríos por cambio de estación pueden terminar en neunomía

En lo que va del año se han reportado un total de 330 muertes por neumonía en niños menores de 5 años, y 612 en adultos mayores de 60 años.
Morguefile

El Sistema Metropolitano de la Solidaridad (Sisol) recomendó a la población no desabrigarse demasiado durante esta temporada, porque en medio del cambio de estación, un simple resfrío podría terminar en una neumonía.

El neumólogo de esa institución, Fernando Zarzosa, sostuvo que las personas más vulnerables son los niños y adultos mayores y por ello pidió a sus cuidadores no "bajar la guardia", pese al brillo solar que se observa por estos días.

Asimismo, indicó que aquellos que tienen enfermedades crónicas como la diabetes, problemas del corazón, hígado o riñón, enfisema pulmonar, Sida, enfermedades infecciosas intestinales, y dermatitis tienen mayor riesgo de padecer de neumonía.

Otros factores de riesgo son la desnutrición, la obesidad, el alcoholismo, el tabaquismo activo o pasivo, el consumo de fármacos inmunosupresores y otros.

Hasta octubre de este año, indicó el especialista, el Ministerio de Salud reportó 24, 915 casos de neumonía en niños menores de cinco años y 7,724 en personas mayores de 60 años.

Dijo que si bien se ha reducido el número de niños afectados por neumonía, la tasa de mortalidad a causa de esta enfermedad creció de 1.1% en el 2011 a 1.3% en el 2013.

En lo que va del año se han reportado un total de 330 muertes por neumonía en niños menores de 5 años, y 612 en adultos mayores de 60 años.

Indicó que los síntomas más comunes son: tos moderada empeorando a severa, expectoración amarillenta o verdosa, fiebre o enfriamiento, decaimiento, somnolencia, dificultad para respirar (respiración rápida, hundimiento de pecho, aleteo nasal, estridor y labios oscurecidos).

Zarzosa mencionó que por lo general las neumonías se inician con un simple resfrío a causa de una infección por virus respiratorio o por otras causas como la microaspiración. Remarcó que si esto empeora hacia la semana debe considerarse sospechoso de neumonía y acudir al médico.