Rinitis alérgica es un factor para desarrollar asma

La rinitis alérgica no tratada puede desencadenar otras complicaciones como la sinusitis aguda o crónica, conjuntivitis alérgica, trastornos en el sueño, respiración bucal y obstrucción nasal.
Morguefile

Una de las enfermedades que suele confundirse con la gripe en época de invierno es la rinitis alérgica, por lo que la falta de atención oportuna podría derivar en complicaciones como el asma bronquial, advirtió el doctor Jorge Ciprian Bellido, médico otorrinolaringólogo del Sistema Metropolitano de la Solidaridad (Sisol).

El especialista precisó que la rinitis alérgica no tratada puede desencadenar otras complicaciones como la sinusitis aguda o crónica, conjuntivitis alérgica, trastornos en el sueño, respiración bucal y obstrucción nasal.

Asimismo, puede producir hipoacusias o disminución de la audición por otitis media serosa crónica ocasionando problemas de lenguaje y aprendizaje en niños pequeños.

¿Qué es la rinitis alérgica?

Es un trastorno inmunológico que se caracteriza por la inflamación de la mucosa nasal en respuesta al contacto con un alérgeno, mientras que la gripe es una enfermedad infecciosa viral del aparato respiratorio. Sin embargo, sus síntomas son parecidos y suelen confundirse, sobretodo, en esta época del año.

Se presenta con congestión nasal, flujo nasal, estornudos, y en ocasiones carraspera y picazón de nariz, síntomas parecidos a la gripe, con la diferencia de que no hay malestar general, escalofríos, dolor de garganta ni fiebre.

Esta enfermedad se produce por la presencia de alérgenos ambientales (ácaros, polvo, hongos, mohos, pelos de mascota) y según el especialista tiene una prevalencia de 12 a 17% de la población general.

Otra diferencia es que la gripe dura aproximadamente unos siete días, mientras que la rinitis alérgica puede durar varias semanas.

El dato

El principal factor de riesgo para desarrollar la rinitis alérgica es el historial genético. Si ambos padres tienen rinitis alérgica, hay un 75% de probabilidades de desarrollarla. Si sólo un progenitor tiene rinitis alérgica, el  riesgo se reduce a un 50%. Otro factor es la presencia ya de otras alergias como eczema, alergia  alimentaria y asma.