Una buena historia pero que no es canon | Fuente: TMS

El mundo del anime siempre es buen motivo para generar debate. Quién es el personaje más fuerte, cuál saga es mejor o si las decisiones de cierto personaje están fundamentadas. Pero sin duda lo que genera más controversia es conocer lo que es canon o no. Y Saint Seiya no es la excepción. Entiéndase por canon todo lo que sale de la mente del autor original y es plasmado por el mismo a través de un medio (manga, animación, novela). Entonces, con esta definición lo puramente canon en Saint Seiya sería el manga original y el Next Dimension.

¿Pero qué pasa con las otras obras? El anime, al ser una adaptación del manga, no es canon en su totalidad ya que cambia, añade y censura elementos para poder ser transmitidos. Por ejemplo, se da la libertad de cambiar el diseño de las armaduras, añade personajes o sagas completas no vistas en el manga (Asgard), y censura escenas con mucho gore (batalla entre Ikki contra Nachi del Lobo).

Los primeros spin off (series basadas en la obra original pero que no son creaciones del autor) conocidos fueron los mangas de Episode G y el popular The Lost Canvas (y su versión anime). Estos, a pesar de no ser canon, tienen mucha popularidad entre los fanáticos de Saint Seiya.

A esto hay que añadir las películas (la de Overture fue canon animado por un tiempo hasta Next Dimension) y los animes Saint Seiya Omega, Soul of God y Saintia Sho.

Quizás el trabajo más complicado es que estas historias encajen en la obra original (como el caso de Santia Sho), pero en casos como Next Dimension (que niega Omega y Lost Canvas) empieza el debate de si son obras relevantes. Como fan, lo mejor es disfrutar de cada nueva producción que expande el universo de Kurumada, siendo críticos no por su procedencia sino por la calidad de historia que nos brindan.

Y tú ¿has visto o leído cada spin off de Saint Seiya?

Les dejo el fanpage de El Cuarto de Seiya por si tienen algún pedido o duda. Finalmente, los invito al Museo de Saint Seiya donde estoy presente todos los fines de semana. 

Y tú, ¿has sentido el poder del cosmo? 

¡Nos leemos!

¿Qué opinas?