Anais Quispe Mendoza es conocida como La Torita.

Título: “Lo bueno viene en pote pequeño”

Artista: La Torita

Sello:

Nacionalidad: Peruana

Año: 2018

Calificación: 7,5/10

Escribe Oscar Bermeo Ocaña

Algunos posicionan el hip hop como la expresión cultural que mejor dialoga con las nuevas generaciones. Se dice que es el género que ha leído bien el paso del tiempo. Habla en presente, carece de ambages, exuda espontaneidad.

En el rap local se están dando cosas interesantes desde hace mucho tiempo. Quizás fuera de los discursos centrales, pero sí con mucha recepción alternativa (los temas de los raperos tienen cuantiosas reproducciones en plataformas como YouTube). La producción transita y se ramifica a través de circuitos paralelos. ¿Qué sucede cuando saltan a otros espacios?

Aunque la colaboración (un par de años atrás) de Anais Quispe Mendoza, ‘La Torita’, con Kanaku & El Tigre, acercó a la artista a otros públicos, en su derrotero lleva más de una década de trayectoria. Temas como “Noche y Día”, “Me quieren cacharrear”, “Lánzame ese bate”,  ya la habían posicionado como un estandarte femenino del rap peruano.

Dentro de ese marco, aparece “Lo bueno viene en pote pequeño”, el nuevo EP de La Torita. Una asociación fácil puede vincular el título con la fisionomía de la cantante (1,45 metros de estatura), pero también puede aproximarse al lugar, muchas veces, ‘minimizado’ que tiene el género urbano en el plano local. En el imaginario colectivo la cultura hip hop pulula entre las periferias, sin la rimbombancia o dispositivos de poder de otros géneros. Aunque revisando sus líricas encontremos las mejores expresiones de ese ciudadano de pie, que transita el asfalto y es pequeño ante los ojos de los grandes medios.

En los temas “Tú primero” y “Enemigos”,  La Torita exhorta a un cambio de actitud. Nos tutea y llama a hacer frente a las adversidades. Están presentes también las clásicas autodefiniciones: “Camino, soy perfil bajo, soy una mujer que comenzó de abajo y mi propio esfuerzo hasta aquí me trajo”.

Pero es en “Estilo dispuesto” donde la lírica se torna más confrontacional y explosiva. La Torita se proclama “una verdadera femenina” y que nadie le va quitar su lugar ganado. En su propuesta, se evidencia una postura de género explícita.  Cuando la propuesta se va exasperando y corre el riesgo de volverse en una dogmatización, asoma un lado más armónico. “Nunca más” (acompañada de Shantall), quizás con un tono estilizado y ‘contaminado’ por otros géneros (tintes de dancehall), aporta un respiro a la perorata previa, explosiva aunque monótona. “Promesa de amor” refuerza esa versatilidad.

Puedes escuchar el disco completo en este enlace: https://open.spotify.com/album/2NkWRBhEylUH1h71d5BshJ?si=wh-xDuRRTy62BN1ra0_wDg

0 Comentarios
¿Qué opinas?