Contenido patrocinado por:

¿Por qué los niños no deben faltar a la escuela?

No es recomendable apoyar a los niños cuando piden faltar a clases. Es preferible averiguar por qué no quieren ir a la escuela y enfrentar el problema.
Colegio
Motivar a tus hijos a asistir a clases es una forma de fomentar en ella los la responsabilida. | Fuente: Andina

Si tus hijos se resisten a ir a la escuela, debes averiguar el motivo y procurar enfrentarlo. El ausentismo escolar se traduce en menores logros académicos.

Ausentismo escolar. Un informe presentado por la Unesco el año pasado, señala que los aprendizajes de los estudiantes de nuestro país se relacionan con la asistencia a educación inicial, el apoyo de los padres, el fomento de la lectura y el nivel socioeconómico de las familias. Los estudiantes que presentan ausentismo escolar tienen menores logros académicos si se compara con aquellas poblaciones de estudiantes que presentan una menor inasistencia a clases.

Comunicación. Por ello te corresponde como padre de familia garantizar la asistencia de tu hijo o hija a la escuela. Si de pronto se resiste a asistir, habla con él o ella. Pregúntale por qué no quiere ir a clases, si tiene algún problema con algún curso, con algún docente o compañero de clases. De ser así, conversen para poder enfrentar estos problemas y no perjudicarlo académicamente.

Los profesores. Si afirma no tener ningún problema en la escuela, conversa con sus profesores para saber cómo le va en las clases, si tiene algún problema o necesita ayuda.

Motivación. Motivar a tus hijos a asistir a clases es una forma de fomentar en ellos la responsabilidad, pues su primera labor es estudiar, y así deben entenderlo. Si el motivo para no ir a la escuela es que considera ciertas clases poco importantes, trata de ayudarlo a encontrar la motivación necesaria. Ante cualquier duda, no dudes en acudir a los profesores para que ayuden en esa tarea.