Buena Educación
Las familias saludables apuestan por prácticas que la conducen al bienestar y el deporte es uno de los pilares que las sostiene. | Fuente: lacuarta.com

Los Juegos Olímpicos son una magnífica oportunidad para inculcar en tus hijos pequeños el interés por hacer deporte. Algunos niños son reacios a practicar deporte en la escuela. ¿Cómo ayudarlos? En lugar de obligarlos, puedes motivarlos desde casa practicando deporte en familia. Los beneficios serán para todos.

El Ministerio de Salud (Minsa) señala que una familia saludable “es aquella en la que sus miembros se encuentran en la búsqueda continua de su bienestar físico, psíquico, social y mantienen condiciones favorables para preservar y fomentar su desarrollo, respetando su dignidad, sus expectativas y sus necesidades; viven resolviendo adecuadamente los conflictos entre sus miembros y en un entorno saludable, siendo además responsables de sus decisiones individuales y familiares, promoviendo principios, valores y actitudes positivas para la vida”.

Las familias saludables apuestan por prácticas que la conducen al bienestar y el deporte es uno de los pilares que las sostiene. Así los padres educan a sus hijos en el ejemplo y los estimulan no solo en la práctica deportiva, sino también en la cooperación y el compañerismo.

Para ello es recomendable organizar salidas para caminar, trotar o correr. También puedes organizarte con otras familias para practicar deportes colectivos como voley, fútbol o básquet. Desarrollar en familia paseos en bicicleta es otra opción que puedes contemplar, así como inscribirse juntos en clases de natación o de algún otro deporte.

Sepa más: