La producción mundial de plástico se ha multiplicado en 620% desde el año 1975. | Fuente: Shutterstock

Según la fundación Aquae, la producción mundial de plástico se ha multiplicado en 620% desde el año 1975. La realidad es que la casa es uno de los lugares donde más plástico consumimos para actividades diarias. ¿Sabes a dónde va todo ese plástico? Lamentablemente 8 millones de toneladas de basura plástica van a parar a los océanos cada año, afectando a miles de especies, según datos de la ONU.

Ser más responsables en su uso permitirá que las especies marinas se conserven y que tengamos océanos más limpios y saludables. Ten en cuenta estos consejos:

1) Evita comprar líquidos en botellas de plástico: usa tu propio tomatodo

Uno de los principales problemas de contaminación se centra en el uso de botellas. De hecho, según investigaciones de The Guardian, cada minuto se compra un millón de botellas de plástico en todo el mundo.

Si bebes líquido de manera regular, lo recomendable es tener un filtro de agua para poder tomarla directamente del grifo. Otra opción es comprar las bebidas en botellas retornables de vidrio. Tener tomatodos reusables también es una solución perfecta para tener agua siempre, al igual que los termos en caso se requiera agua caliente.

2) Empieza a usar bolsas reutilizables

Las bolsas de papel son una opción perfecta cuando se trata de guardar cosas pequeñas. Ahora, cuando se trate de ir al mercado o al supermercado, lo recomendable es llevar bolsas de tela para evitar las de plástico que tardan hasta 400 años en degradarse.

Por ejemplo, si por las mañanas sueles comprar pan, no dudes en llevar una bolsa de tela. Si no quieres gastar en comprarlas, puedes hacerlas con polos o retazos de tela que tengas en casa.

3) Adiós tecnopor y plástico: dile sí al táper de vidrio

Cuando comemos algo y sobra comida solemos guardarla en tápers de tecnopor. ¡La peor opción! Este material es derivado del petróleo y tarda hasta 500 años en degradarse. Para cambiar este hábito, utiliza tápers de vidrio tanto para guardarla como para transportarla, por ejemplo, al trabajo.

Además de contribuir a la preservación de las especies marinas, estarás protegiendo tu salud, pues los contenedores de plástico tienen componentes químicos que afectan tu comida, sobre todo cuando los calientas en microondas.

4) Basura directo al tacho: evita las bolsas

¿Sabes cuántas bolsas de basura utilizas al año? 365 si es que empleas una diaria y solo si contamos las necesarias para un solo tacho. Probablemente tengas de 2 a 4 de estos en casa, por lo que las cantidades se incrementan considerablemente.

Para evitar esto, lo ideal es acumular la basura directamente en tu tacho y luego depositar la misma en los tanques recolectores. Recuerda que también es fundamental que recicles y separes tu basura según residuos orgánicos, plásticos, papeles y cartón.

5) Consume productos a granel

Gran cantidad de productos que venden en los supermercados vienen envueltos con plásticos de un solo uso que no necesitamos. Comprar productos a granel para abastecer tu cocina te ayudará también a ahorrar ya que suelen ser más baratos.

Además, no pasan por procesamientos especiales, puedes verlos directamente y elegir cuánto quieres de cada cosa. Cuando compres a granel recuerda llevar tus bolsas reutilizables de tela para reducir incluso más el impacto del plástico en los océanos.

Las bolsas de plástico tardan hasta 400 años en degradarse. | Fuente: Shutterstock
¿Qué opinas?