Ley de paridad y alternancia: ¿Cómo contribuye a la participación igualitaria de hombres y mujeres en política?

Las mujeres suelen ser ubicadas en los últimos lugares de las listas electorales y enfrentan más barreras que los hombres para desarrollarse en la política. ¿Qué es la ley de paridad y alternancia y por qué es tan necesaria para que esto cambie?

Ley de paridad y alternancia: ¿Cómo contribuye a la participación igualitaria de hombres y mujeres en política?
Las mujeres suelen enfrentar más barreras que los hombres para alcanzar puestos importantes en política y para tener una participación plena. | Fuente: Copyright (c) 2015 Sergey Nivens/Shutterstock. No use without permission.

La desigualdad de género también es visible en el ámbito político. Aunque existen mujeres debidamente preparadas y que muestran interés en la política, ellas suelen enfrentar más barreras que los hombres para alcanzar puestos importantes y tener una participación plena.

La representación de las mujeres en política aún es muy baja. En el Perú, el cargo de la presidencia de la República nunca ha sido ocupado por una mujer y en las últimas elecciones realizadas este año se eligieron solo 49 mujeres para ocupar el total de 130 curules en el Congreso.

Si hablamos de gobiernos regionales, aunque en las elecciones regionales y municipales de 2018 postularon 25 mujeres (7 % del total de candidaturas) para el cargo de gobernadora regional, ninguna fue elegida, según el Observatorio para la Gobernabilidad (InfoGob).

Tal como menciona Idea International, uno de los problemas estructurales que complica la participación política de las mujeres es que suelen tener menos tiempo y dinero para invertir en política, pues dedican 23 horas a la semana más que los hombres al trabajo doméstico no remunerado y ganan menos salario por hacer el mismo trabajo que ellos.

Sumado a esto, las mujeres son las principales víctimas de acoso político y suelen ser ubicadas en los últimos lugares de las listas electorales. Precisamente, teniendo en cuenta este último motivo se creó la Ley de Paridad y Alternancia (N°31030), la cual se aplicó también en las elecciones de este 2021.

¿Qué implica la Ley de paridad y alternancia en la política?

Según lo explica la Defensoría del Pueblo, la paridad tiene como objetivo garantizar la participación del 50 % de mujeres y 50 % de hombres en los espacios de poder público. Por su parte, la alternancia, como su nombre lo indica, obliga a los partidos políticos a alternar en sus listas a hombres y mujeres secuencialmente, lo cual permite que ellas no sean ubicadas en los últimos lugares. Por ejemplo, gracias a esta Ley, las fórmulas presidenciales para las elecciones de este año debían incluir al menos a una mujer para la presidencia, primera o segunda vicepresidencia.

Ley de paridad y alternancia: ¿Cómo contribuye a la participación igualitaria de hombres y mujeres en política?
La paridad tiene como objetivo garantizar la participación del 50 % de mujeres y 50 % de hombres en los espacios de poder público. | Fuente: Andina

¿Por qué esta Ley es necesaria en todas las elecciones?

La falta de representación política de las mujeres pone en riesgo la democracia, tal cual señala Idea International. Esto se debe a que, sin participación de mujeres en este ámbito, se incrementan las posibilidades de que se creen y apliquen normas y programas que no tengan en cuenta sus derechos y necesidades. Su voz se ve silenciada y, en cambio, será la mirada masculina la que guiará la mayoría de decisiones.

Para Rodolfo Benites, especialista en políticas públicas del PNUD, los avances normativos como la aplicación de esta ley en las listas electorales pueden ayudar a contrarrestar la desigualdad de oportunidades. “Muestra de esto es que justamente, gracias a la aplicación de dicha ley, se logró alcanzar el porcentaje más alto de representatividad femenina en la historia del Congreso peruano (en 2021) con 38 %, frente a un 26 % del Congreso en 2020”, comenta.

Según el Registro de Organizaciones Políticas, al 2020 existía una brecha no mayor del 4 % entre hombres y mujeres afiliadas a partidos nacionales (48 % mujeres y 52 % hombres). No obstante, la desigualdad se hace más notoria cuando se trata de ocupar cargos más altos y dirigenciales: se multiplica hasta en 40 % afectando a las mujeres (30 % mujeres y 70 % hombres).

De acuerdo con Benites, la Ley de Paridad y Alternancia también contempla la modificación del art.23 de la Ley de Organizaciones Políticas para asegurar la paridad en las candidaturas a cargos dirigenciales. “Este no es un tema que deba importarle solo a las mujeres, pues la paridad aporta sustancialmente al desarrollo del país y al bienestar de toda su población, por lo que se requiere reforzar las estrategias de sensibilización hacia la ciudadanía”, agrega.

Las niñas, las adolescentes y mujeres merecen vivir en un país con igualdad de derechos y oportunidades; lograr este objetivo es tarea de todos y todas. Creciendo en igualdad, mejoramos como sociedad. Mujeres de Cambio es una campaña organizada por RPP.