Renacer de los escombros: Residuos de construcción y demolición pueden ser reusados para crear infraestructura urbana

Veredas, ciclovías y pavimentos son algunas de las obras que pueden construirse a base de este material conocido como árido reciclado, a través de la aplicación del enfoque de “economía circular”.

arido reciclado
El árido reciclado puede ser utilizado para la construcción de veredas, losas deportivas, anfiteatros y casetas de serenazgo, entre otras obras de infraestructura urbana. | Fuente: ANDINA/Difusión

Cuando una casa o un edificio es demolido, suele dejar escombros que son trasladados a botaderos, basurales u otros lugares de disposición final, ya que, aparentemente, no presentan ningún tipo de provecho. Sin embargo, a través de la aplicación de la economía circular, estos desechos pueden tener una segunda vida.

Los residuos de construcción y demolición (RCD) pueden convertirse en áridos reciclados, un producto obtenido a partir de la valorización de escombros y que puede ser empleado para la construcción de obras civiles como pavimento, ciclovías o veredas.

De acuerdo con el ingeniero Rafael Ninalaya, gerente de Ingeniería en Fomento Obras y Contratas S.A.C., esto representa un gran avance en la conservación de los recursos naturales. “Evita la extracción de piedra chancada, arena gruesa y confitillo, y extiende la vida útil de las infraestructuras, generando una oportunidad de negocio que permite crear puestos de trabajo”, sostiene.

¿Cuál es el proceso y dónde se usa?

Para obtener el árido reciclado, se inicia con la selección del material y la segregación de los RCD. Luego, estos residuos pasan por un proceso de tamizado y lavado, para luego ser triturados. Finalmente, apunta Ninalaya, el producto debe ser sometido a una evaluación de control de calidad antes de proceder a su almacenamiento.

El experto explica que pueden resultar tres tipos de árido reciclado de este procedimiento: agregado grueso tipo piedra chancada, agregado grueso tipo confitillo y arena gruesa. Estos insumos pueden ser utilizados para la construcción de veredas, losas deportivas, anfiteatros, casetas de serenazgo y pistas de baja densidad, entre otras obras de infraestructura urbana.

Ninalaya señala que los agregados también pueden convertirse en materia prima para la fabricación de bloquetas de concreto, adoquines, ladrillos u otros elementos de albañilería.

¿Qué otros usos podemos darle al árido reciclado?

Pero la construcción civil no es el único uso que tiene este material, ya que también puede aprovecharse para adornar jardines, sardineles y retiros. Municipalidades como la de San Juan de Miraflores, Villa el Salvador y Jesús María tienen convenios para usar de manera ornamental los áridos reciclados en áreas verdes y bermas de vías vehiculares principales.

Asimismo, de acuerdo con Ninalaya, utilizar el árido reciclado en nuestros hogares también es una posibilidad y representa una oportunidad para reemplazar productos que provienen de materia prima virgen, ayudando de esta manera a la conservación del medio ambiente.

“Por la uniformidad en su composición, es posible utilizarlos como agentes ornamentales que ayudan a embellecer nuestros jardines, maceteros y, en general, cualquier idea que en casa podamos tener para mejorar la apariencia de nuestras áreas verdes, tanto internas como externas”, sugiere.

Ciudades con Futuro es una campaña organizada por RPP, con el compromiso de Enel y Lima Expresa, que busca promover la necesidad de ver a nuestras ciudades como espacios en los que podemos mejorar nuestra calidad de vida a través del cuidado del medio ambiente, la promoción de la economía circular y el impulso de una movilidad sostenible.