NASA SLS
Artemisa 1 está protagonizada por el sistema compuesto por el cohete SLS y la cápsula Orion. | Fuente: 2022 Getty Images | Fotógrafo: JOE RAEDLE

Cincuenta años después de la última misión Apolo, el programa Artemisa está listo para tomar la posta de la exploración lunar con un lanzamiento de prueba el lunes del cohete más poderoso en la historia de la NASA.

La meta es volver a llevar seres humanos a la Luna después de la misión de Apolo en 1972, y eventualmente a Marte.

El cohete de 98 metros del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) está programado para despegar a las 8H33 (12H33 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy (KSC) en Florida.

La misión, planificada durante más de una década, no está tripulada, pero es altamente simbólica para la NASA, dada la presión que ejercen China y competidores privados como SpaceX.

Los hoteles en los alrededores de Cabo Cañaveral están copados y se espera que asistan entre 100 y 200 mil espectadores al lanzamiento.

El enorme cohete naranja y blanco está desde hace una semana apostado en el complejo 39B de lanzamiento del KSC.

"Desde que fue enviado a la plataforma la semana pasada, puedes sentir la emoción, la energía", dice Janet Petro, directora del KSC. "Es realmente palpable".

El objetivo del vuelo, bautizado Artemisa 1, es testear el sistema SLS y la cápsula de tripulación Orion ubicada en la punta del cohete.

Maniquíes equipados con sensores tomarán los lugares de los miembros de la tripulación y registrarán la aceleración, vibración y los niveles de radiación.

Además, cámaras capturarán cada momento del viaje de 42 días y se tomará una "selfi" de la nave espacial con la Luna y la Tierra de fondo.

Amerizaje en el Pacífico

La cápsula Orion orbitará alrededor de la Luna y se aproximará a unos 100 km como máximo y luego encenderá sus motores para alcanzar una distancia 64 mil km más lejana, un récord para una aeronave adecuada para transportar humanos.

Uno de los objetivos principales de la misión es probar el escudo de calor de la cápsula, que con casi 5 metros de diámetro es la más grande jamás construida.

En su regreso a la atmósfera terrestre, el escudo de calor debe soportar una velocidad de más de 40 mil kilómetros por hora y una temperatura de 2.760 grados Celsius.

Orion, cuyo descenso será frenado con paracaídas, terminará su viaje con un amerizaje en la costa de San Diego, en el Pacífico.

El despegue del lunes dependerá del clima, que puede ser impredecible en Florida en esta época del año, por lo que la NASA contempló una ventana de lanzamiento de dos horas.

Si el cohete no puede despegar el lunes, se prevén como fechas alternativas el 2 o 5 de septiembre.

Está todo listo. La NASA dio luz verde para la misión el martes luego de una inspección detallada.

Eso no significa que las cosas puedan no puedan salir mal al tratarse del primer vuelo de la cápsula y del cohete.

"Riesgo inherente"

"Estamos haciendo algo que es increíblemente difícil de hacer y ello conlleva un riesgo inherente", dijo Mike Sarafin, gerente de la misión Artemisa 1.

Debido a que es un vuelo no tripulado, Sarafin dice que la misión continuará en condiciones que no serían aptas para un viaje con astronautas.

"Si falláramos en el despliegue de paneles solares continuaríamos, y eso es algo que no haríamos necesariamente en una misión tripulada", explicó.

Un fallo general en la misión sería devastador para el programa que cuesta 4.100 millones de dólares por cada lanzamiento, y que ya está retrasado en su cronograma.

La próxima misión, Artemisa 2, llevará astronautas a orbitar en torno a la Luna sin pisar su superficie. Se espera que sea la tripulación de Artemisa 3 la que alunice a más tardar en 2025.

Mientras los astronautas de Apolo que caminaron en la Luna fueron solo hombres, el programa Artemisa planea incluir a la primera mujer y a la primera persona negra.

Y teniendo en cuenta que los humanos ya visitamos la Luna, Artemisa tiene la mirada puesta en otra meta: enviar una tripulación a Marte.

El programa Artemisa se propone establecer presencia humana permanente en la Luna con una estación espacial conocida como Gateway y con una base en la superficie lunar.

Gateway serviría como una estación de preparación y reabastecimiento de combustible para el viaje a Marte, que como mínimo tomaría meses.

"Creo que será inspiradora incluso más que Apolo", opina sobre la misión Artemisa el exastronauta y administrador asociado de NASA, Bob Cabana.

"Será absolutamente impresionante". (AFP)

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.