Kate Winslet
Kate Winslet expresó su rechazó hacia Woody Allen y Roman Polanski, dos directores con los que trabajó. | Fuente: AFP | Fotógrafo: Kena Betancur

A lo largo de su carrera, Kate Winslet ha tenido el gusto de estar bajo la dirección de diversos realizadores. Pero hay dos con los que se arrepiente haber trabajado: Woody Allen y Roman Polanski. Así lo dejó en claro recientemente en una entrevista con la revista Vanity Fair.

¿Qué diablos estaba haciendo trabajando con Woody Allen y Roman Polanski?”, señaló la actriz. “Es increíble para mí ahora cómo esos hombres tuvieron tan alta estima, y de una forma tan amplia, en la industria del cine y durante tanto tiempo. Es jodidamente vergonzoso”, agregó.

Winslet, que protagonizó “Wonder Wheel” de Allen y “Carnage” de Polanski, no dudó en lamentar estas colaboraciones con dos cineastas cuyas trayectorias se vieron empañadas luego de ser acusados de violación por su hija adoptiva y una menor de edad, respectivamente.

Tengo que asumir la responsabilidad por el hecho de que trabajé con ambos”, indicó la protagonista de “Titanic”. “No puedo dar marcha atrás en el tiempo. Estoy lidiando con estos lamentos, pero ¿qué tenemos si no somos capaces de ser sinceros sobre todo eso?”, añadió.

“AMMONITE”, LO NUEVO DE WINSLET

La entrevista entre Kate Winslet con el medio estadounidense coincidió con la previa al estreno de “Ammonite” en el Festival de Cine de Toronto, donde además le otorgarán a la intérprete de 44 años un reconocimiento por su trayectoria.

Sobre esta nueva cinta que protagoniza junto a Saoirse Ronan, la estrella de Hollywood se refirió a cómo aprendió a defender sus propias opiniones durante el rodaje.

‘Ammonite’ me ha hecho realmente consciente de que estoy aún más comprometida a honrar lo que las mujeres quieren decir por sí mismas en las películas y cómo realmente queremos que nos representen, independientemente de la orientación sexual”, apuntó.

A Winslet, que en esta película dirigida por Francis Lee da vida a una paleontóloga llamada Mary Anning, le interesa dar “un ejemplo decente a las mujeres más jóvenes”. Razón por la que se refirió a la cosificación de la que fue víctima en 1994, mientras filmaba “Heavenly Creatures”.

De hecho, no conozco a una sola chica que no haya experimentado algún nivel de acoso a ese nivel. Incluso si son solo palabras, son tan poderosas. Es como intimidar”, señaló.