"Roma" va ganando en los Globos de Oro y los Critic's Choice Awards. ¿Continuará su buena racha en los Oscar? | Fuente: AFP

Fue considerada como "la humillación" de la ceremonia del Oscar 1999. ¿Cómo fue posible que "Rescatando al soldado Ryan" perdiera en la categoría Mejor Película ante "Shakespeare apasionado"? Un drama histórico frente a una comedia romántica, Steven Spielberg vs. John Madden, Dreamworks contra Miramax. Aquí está el detalle: aunque la primera cinta era considerada la favorita, no tuvo detrás al genio marketero Harvey Weinstein, quien consiguió en su carrera un total 81 premios Oscar para los filmes producidos y distribuidos por su compañía.

¿Cómo lo hizo? 

Durante unos 20 años, el ex todopoderoso productor de Hollywood inventó un "estilo" para candidatear sus películas en la carrera al Oscar. Fuerte inversión en publicidad, funciones de prensa con las celebridades o si prefería llevar una copia a la comodidad de la casa, perseguir (hasta el nivel de acosar) a los votantes de la Academia, lanzar campañas negativas contra posibles rivales… Todo con tal de ganar la estatuilla dorada. Y funcionaba. No por nada, su nombre sonaba tanto como el de Dios al momento del agradecimiento en los discursos.

En la contienda entre "Rescatando al soldado Ryan" y "Shakespeare apasionado", se dice que la segunda película invirtió US$ 5 millones en publicidad cuando lo usual para un estudio grande era US$ 2 millones. La exposición de su protagonista Gwyneth Paltrow en medios de comunicación fue avasalladora. Inclusive, se dice que Miramax (estudio impulsado por Weinstein) inició una campaña sucia contra su rival, diciendo que de él "solo valían la pena los primeros 20 minutos".  

Y ahora, estas prácticas (con su propio toque personal) continúan presentes en el camino al Oscar 2019. “El nivel de sofisticación de esta campaña ha ido más allá de lo que él [Weinstein] creó”, decía la periodista Anne Thompson, en el 2018, quien ha cubierto las ceremonias de premios por 25 años.

Esta temporada, no existe campaña más cara (o mejor lograda) que la de Netflix en su impulso para queRomase convierta en su primera nominada a Mejor Película. Las calles de Hollywood se cubrieron con vallas con el rostro de la protagonista Yalitza Aparicio, se celebraron eventos con Angelina Jolie y Charlize Theron como anfitrionas, el filme se viralizó en redes sociales, los votantes de la Academia de Hollywood recibieron libros más un póster de la cinta autografiado por el director Alfonso Cuarón... todo ello alcanza los US$ 20 millones según reportes de “The New York Times” y Fast Company.

La "inversión" de Netflix se tradujo en 10 candidaturas al Oscar 2019. “Si no hubiera existido la campaña de Netflix alrededor del filme, probablemente no hubiera tenido tantas nominaciones o presencia en la temporada de premios. Creo que Netflix tiró la casa por la ventana”, comenta a RPP Noticias el periodista mexicano Rodolfo Zubieta, del diario “Reforma”.

Angelina Jolie fue parte de una proyección especial de "Roma" a la que también asistieron Alfonso Cuarón y Yalitza Aparicio. | Fuente: AFP | Fotógrafo: Charley Gallay

CREAR UNA EXPERIENCIA

¿Por qué las productoras se preocupan en realizar fiestas con los actores o generar conversación en las redes? “De lo que se trata es de acercar la película a los votantes”, explica a RPP Noticias el crítico Rodrigo Bedoya. “Los publicistas crean una especie de aura alrededor, creas una mítica y se la vendes a los miembros para que la vean, la retengan en la mente y voten por ella”, agrega. Ello implica publicidad en medios especializados, críticas favorables, recorrido por festivales y más.

Esa “mística” es traducida como “vender una experiencia”, sostiene Analucía Morgan, del área de desarrollo de proyectos de Tondero. “Roma” está inspirada en los recuerdos de la infancia de Alfonso Cuarón ─sobre el México de la década de 1970─ y se enfoca en la historia de Cleo (Yalitza Aparicio), una trabajadora del hogar.

“El cine ha cambiado y parte de vivir la experiencia es ser parte de la historia de las personas que conforman la cinta. Conocer la historia del director, que lleve a la verdadera Cleo… Todo eso te vuelve más cercano a la historia”, sostiene Morgan.

"Roma" está basada en los recuerdos de la niñez del director mexicano Alfonso Cuarón. | Fuente: Netlfix

INVERSIÓN RENTABLE

Si Harvey Weinstein, cuando inició su productora Miramax, descubrió que el prestigio de ganar el Oscar le era rentable, ¿qué espera conseguir Netflix con esto? Para Rodrigo Bedoya, se trata de que Hollywood lo avale como cualquier otro estudio de cine. Y ya dio un gran paso al ingresar a la Asociación de Productores de Cine que está integrada por los grandes estudios de la industria estadounidense: Disney, Paramount, Sony, Fox, Universal y Warner Bros.

Lo que busca Netflix es validarse como un estudio de cine más. Que sepan que puede hacer películas prestigiosas, que gustan en festivales y ganan premios. Alfonso Cuarón le abrió las puertas para tener este reconocimiento”, agrega el crítico de cine.

EL FACTOR SOCIAL

Existe otro componente a tener en cuenta respecto a las 10 nominaciones al Oscar 2019 y diversos galardones (Globos de Oro y Critics’ Choice Awards) que ha conseguido “Roma”. El ambiente de diversidad e inclusión que busca la industria del cine después de campañas como 'Oscars so White' (que aboga por la mayor inclusión de afroamericanos en las nominaciones y producciones).

Si esta cinta se hubiera estrenado hace cinco años no hubiera tenido el mismo impacto”, asegura Zubieta, periodista mexicano que piensa que esta transformación en Hollywood es “forzada”. Él agrega que ver un filme en blanco y negro, en español y lengua mixteca, ambientado en México es poco común en los Oscar: “no podría haber panorama más ajeno para una nominación”.

Por su parte, Analucía Morgan concuerda y considera que esta es la manera para la industria del cine de sumarse a la coyuntura ─recordemos el contexto Trump vs. México─ para mostrar su apoyo a la diversidad. 

Esta "sensibilidad" de la Academia por temas sociales (racismo, migración, etc.) también está presente en cintas como “Black Panther”, la cual posee un gran elenco afroamericano. “Una comunidad alzó la voz. Hicieron una campaña mundial espectacular con los actores haciendo el símbolo [con los brazos cruzados] de ‘Wakanda forever’ […] Tiene un gran presupuesto, funciona, vende, pero... ¿debería estar nominada a Mejor Película? Ahí está la respuesta de cómo puede influenciar una campaña”, apunta Morgan.

El próximo 24 de febrero, en la ceremonia de los Oscar 2019, veremos qué campaña funcionó mejor.

¿Qué opinas?