Los peruanos si quieren minería

La última encuesta de IPSOS de noviembre pasado, demuestra que la mayoría de la población respalda a la actividad minera. Una cifra importante es que 70% de los encuestados por IPSOS creen que la minería beneficia al país en general.

Centro Wiñaq

Centro Wiñaq

COMPARTE

Por Daniela Ibáñez

Se dice que cuando los españoles llegaron al Cusco se quedaron deslumbrados con los templos de fachadas enteras de oro puro. Muchos siglos después, el Perú sigue siendo un país con infinitas riquezas mineras, tanto así que la minería supone 10% del Producto Bruto Interno y 16% de la inversión privada. A pesar del gran aporte que hace la minería a la economía y al fisco público, se trata de uno de los sectores que generan mayor conflictividad social y disyuntivas políticas. Recientemente se generó un terremoto en la agenda política con el anuncio de la Premier Mirtha Vásquez del cierre de cuatro minas en Ayacucho, dando a relucir una posición hostil a la minería. Además, el Ministro de Economía Pedro Francke ha pedido facultades legislativas para hacer una reforma tributaria que incluiría el incremento de tributos hacia este sector. En este contexto, vale hacerse la pregunta: las acciones del gobierno, ¿se alinean con la opinión pública respecto a la minería? Y, ¿cuáles son las consecuencias de este cambio en la agenda respecto a la minería?

minería
| Fuente:

Empecemos por hacer un breve recorrido de la opinión pública respecto a la minería a través del tiempo. La opinión favorable respecto a la minería hoy se encuentra aproximadamente a niveles de aprobación del 2011, es decir, un poco más de la mitad de la población aprueba de la actividad minera. En el 2011, 51% de la población según IPSOS consideraba que debería haber más inversión minera y con eso mayor recaudación de dinero para que el Estado haga más obra social. En el 2012, la opinión favorable hacia la minería incrementa significativamente, con 69% de los encuestados mostrando aprobación hacia el desarrollo de la minería formal que cumpla regulaciones y pago de impuestos (aunque con una pregunta con un marco más favorable). En este mismo año, solo 24% consideraba que el estado debiera impedir la minería. La aprobación hacia la minería pareciera mantenerse constante hasta el 2015, dado que el mismo porcentaje de la población aprobaba dicha actividad económica. Un año después, se alcanza un pico en aprobación, con 73% de la población creyendo que una gran inversión minera beneficia a la población en general. A partir de este año, la aprobación hacia la minería empieza a descender, tanto así que en el 2019, 56% se mostraba a favor de la minería y 64% opinaba que solo beneficia a las grandes empresas.

La última encuesta de IPSOS de noviembre pasado, demuestra que la mayoría de la población respalda a la actividad minera. Una cifra importante es que 70% de los encuestados por IPSOS creen que la minería beneficia al país en general. Se trata de un descenso del 3% respecto al 2016, aunque igualmente se mantiene en niveles altos, con 76% opinando lo mismo en Lima y 67% en el interior del país. Además, 53% de los encuestados opinan que la minería formal beneficia a la población donde opera y 41% que la perjudica, tratándose de un alza en la desaprobación de 8% desde el 2016 respecto a esta perspectiva.

Así como una mayoría en el Perú reconoce los beneficios de la minería, también una parte importante se ha mostrado crítico con las últimas medidas tomadas por la premier Mirtha Vasquez. 77% considera que Mirtha Vasquez ha abusado de su poder y que no tiene derecho a cesar la actividad minera, con el rechazo siendo aún mayor en Lima - 85% - que en el interior del país, donde 16% está de acuerdo con la medida tomada (Gestión, 2021). En general, 41% de la población no está de acuerdo con las medidas anunciadas, 14% está de acuerdo y la mayoría - 42% - desconoce lo anunciado.

¿Por qué la medida de la premier ha generado rechazo en la población? Un factor importante es que se da en un contexto en el que las principales preocupaciones de la población son económicas: alto costo de vida y falta de empleo en un contexto de poco optimismo sobre el futuro económico durante el gobierno de Castillo. En este contexto, el cierre de empresas, que generan empleo y dinamismo económico, no ha sido bienvenido. Las acciones de la empresa Hochschild han caído a récords históricos en un día y recientemente la incertidumbre ha devenido en el anuncio del cierre de operaciones de las Bambas, una de las minas más importantes del Perú y del mundo (2% de la producción mundial de cobre) (El Comercio, 2021).

El sector minero no es el más popular en el país, pese a que la mayoría reconoce el beneficio que trae a la población en general. Sin embargo, es de público conocimiento que genera millones de puestos de trabajo de manera directa e indirecta. En el contexto de la reactivación económica, la población tiene como prioridad la generación de empleo, y el atropello sobre la actividad minera va en contra de esta urgente necesidad. Al explicar los beneficios de la minería hacia la economía del país, Diego Macera, Presidente del Instituto Peruano de Economía, ha resaltado que por cada empleo directo en la minería, se generan 8 empleos indirectos. El IPE también calcula que si los 40 proyectos mineros en cartera al principio de este año se activarán, se generarían 2.3 millones de empleos directos y se aportaría 43 mil millones de soles en impuestos del 2025 al 2035. Ciertamente se dificulta mucho la generación de dichos beneficios tras los gestos políticos y anuncios del gobierno.

 

Fuentes:

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

Sepa más: