Los duques de Sussex, el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, recibieron en Australia los primeros regalos para su bebé, un día después de que se anunciara su nacimiento previsto entre marzo o junio de 2019.

"¡Nuestro primer regalo para el bebé!", exclamó la duquesa al recibir en Sídney un peluche de un canguro y su cría y un par de emblemáticas botas australianas de piel de cordero, según las imágenes divulgadas por la cadena local ABC.

Los regalos fueron entregados por el gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, representante de la reina Isabel II en el país, y su esposa, durante el primer acto oficial de la pareja en su gira por Oceanía, que los llevará este mes a Fiyi, Tonga y Nueva Zelanda.

Cosgrove también regaló a la pareja un par de sombreros Akubra, que son típicos de las zonas rurales de Australia, aunque en las redes sociales los comentarios se centraron en la expresión de ternura del príncipe Enrique al sostener los pequeños botines.

La recepción con el gobernador fue uno de los primeros actos oficiales de la pareja desde que en la víspera se anunciara el nacimiento del bebé que será el octavo bisnieto de la reina Isabel II, de 92 años.

"No podemos pensar en un mejor lugar para anunciar la llegada del bebé, ya sea niño o niña", dijo el príncipe Harry en un breve discurso en la casa del gobernador.

La duquesa, que vestía de blanco, mostraba un incipiente vientre abultado y, según la prensa, llevaba unos pendientes en forma de mariposa de la fallecida princesa Diana, madre de Harry. EFE

0 Comentarios
¿Qué opinas?