La producción minera se contrajo en el sexto mes del año. | Fuente: Andina

La economía peruana dejó de tocar fondo y se recuperó en junio al anotar un crecimiento de 2.62%, impulsada por el mayor dinamismo de la construcción y de la actividad comercial, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

El sector Construcción se incrementó en 13.63%, por el incremento del avance físico de obras públicas en 20.34% debido a la mayor inversión en obras en el ámbito del Gobierno Nacional (37.2%), Gobierno Regional (17.4%) y Gobierno Local (12%).

“Apoyó al sector, el crecimiento del consumo interno de cemento (11.9%) por la continuidad de obras de construcción en unidades mineras (Mina Justa-Ica, Zafranal-Arequipa, Las Bambas-Apurímac, Chinalco-Junín y Quellaveco-Moquegua); centros comerciales (Mall Aventura Santa Anita, Mall Plaza Comas, Las Vegas Plaza en Puente Piedra, Nuevo Mall Aventura de Chiclayo, entre otros); así como por el mayor nivel de inversión inmobiliaria”, detalla el informe.

Durante su presentación ante el pleno del Congreso, el Ministro de Economía, Carlos Oliva, sostuvo que el crecimiento de julio habría sido, incluso, mejor al obtenido en junio, debido a que "lo peor ya pasó".

Consumo

En tanto, el sector Comercio creció en 2.73% como resultado de las mayores ventas al por mayor (3.22%) y al por menor (2.91%); mientras que se redujo la venta y reparación de vehículos (-1.68%). Con este resultado, el sector mantiene una tendencia positiva por vigésimo sexto mes consecutivo.

También contribuyó a este resultado la producción del sector Transporte, Almacenamiento y Mensajería que creció en 2.53%, ante el resultado positivo del subsector transporte (2.81%) y el subsector almacenamiento y mensajería (1.57%).

“El crecimiento del subsector transporte estuvo impulsado por la mayor actividad del transporte aéreo en 6.6%, principalmente de pasajeros (7.1%); seguido del transporte por vía terrestre y tuberías (1.5%) ante el mayor tráfico de pasajeros y carga por carretera (1.9%) y el aumento del transporte por vía acuática (1.3%), marítimo (2.6%) y en menor medida el fluvial (0.2%), comportamiento que estuvo asociado al menor caudal de los ríos de la Amazonía”, agregó.

¿Y la minería?

Sin embargo, el clave sector minero enfrenta sus meses más difíciles en medio de la conflictividad social. La producción minera se redujo en 2.62% ante la menor producción de oro (-11%), plata (-9.2%), zinc (-6.4%) y cobre (-3.8%) explicado por el menor mineral tratado, las bajas leyes en los minerales y el agotamiento de las reservas en las minas auríferas que se encuentran en la etapa de cierre progresivo de sus operaciones.

No obstante, creció la extracción de hierro (50.6%), molibdeno (19.4%), plomo (5.1%) y estaño (3.4%).

Asimismo, el subsector hidrocarburos disminuyó en 5.20% ante la menor extracción de gas natural (-19.9%) y líquidos de gas natural (-9.3%); en tanto, creció la producción de petróleo crudo (20.4%).

En el sexto mes del año, el sector Agropecuario disminuyó en -0.01% determinado por la menor producción del subsector agrícola (1.75%) debido a los menores volúmenes obtenidos en alcachofa (-38.5%), olluco (-21.8%), arroz cáscara (-19.3%), caña de azúcar (-13.8%), papa (-10.7%) y mandarina (-7.4%), entre los principales.

“Esto fue determinado por las menores áreas sembradas aunado al déficit del recurso hídrico en la costa norte; además, el friaje y heladas propiciaron la aparición de plagas en la zona de la sierra sur del país. Sin embargo, creció la producción de aceituna (36.9%), cacao (21%), maíz amarillo duro (13.7%) y café (4.2%)”, precisa el INEI.

¿Qué opinas?