Con el anuncio de boda del príncipe Alberto II de Mónaco, de 52 años y la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock, de 32, se acaba el celibato de uno de los solteros más cotizados por la prensa del corazón (o la "prensa rosa").  

Y es que al hijo que el príncipe Rainiero tuvo con la actriz estadounidense Grace Kelly se le han atribuido diversos romances con actrices y modelos como Brooke Shields, Claudia Schiffer y Tasha de Vasconcelos, entre otras.

De sus anteriores relaciones, el príncipe Alberto II de Mónaco ha reconocido dos hijos nacidos de relaciones esporádicas y que responden al nombre de Alexandre Eric Stéphane, nacido el 24 de agosto de 2003 en París, y Jazmin Grace Rotolo, nacida en 1992.

Ninguno de ellos tiene derechos sucesorios, al haber nacido fuera de un matrimonio católico, como exige la ley del Principado, un Estado que no ha visto casarse a un monarca en ejercicio desde que en 1956 Rainiero desposara a Grace Kelly en una de las bodas más aplaudidas por la prensa rosa de todo el mundo.  

Vale recalcar que, sin conversión al catolicismo, la Constitución monegasca impide que Charlene Wittstock, de confesión protestante, pueda acceder al trono del Principado.

EFE / RPP.com.pe