Alejandro Sanz
Alejandro Sanz y su exesposa Raquel Perera, anunciaron su separación el año pasado. | Fuente: Revista Hola

Raquel Perera y Alejandro Sanz se separaron el año pasado tras 12 años de matrimonio. Su divorcio ha sido uno de las más comentados en la industria musical ya que no aparecieron en la boda del futbolista Sergio Ramos y Pilar Rubio aumentando los rumores de su distanciamiento.

A principios del 2020, Sanz eliminó todo rastro de su expareja de sus empresas donde ella ha ejercido diferentes cargos. Sin embargo, de acuerdo con el diario El País, Perera le ha exigido a un juez de Miami que congele las cuentas del artista para que no malgaste el dinero que está destinado para sus hijos.

Esta situación comenzó a generar más polémica cuando Alejandro Sanz presentó ante el juzgado de Pozuelo de Alarcón en España, una demanda de divorcio. Por ese motivo, Raquel Perera respondió con otra demanda en Miami donde exige una pensión para sus hijos que cubrirá gastos escolares, seguros médicos y más.

La cifra que estima recibir es de 45 mil dólares mensuales ya que, de acuerdo con Perera, el intérprete de “Mi soledad y yo” no ha estado dando dinero suficiente. También pide una pensión para ella y su “contribución y ayuda al éxito profesional, al reorganizar sus compañías y con su sacrificio personal” y que sea acorde con el nivel de vida que ha tenido durante esta década.

Asimismo, la exesposa de Alejandro Sanz espera que la repartición de los bienes sea equitativa. Los argumentos que comenta es que dejó de lado su vida personal por dedicarse a sus hijos y las empresas del músico sin recibir un sueldo.

En la demanda se detalla también que sí se debe congelar las cuentas ya que si no se lleva a cabo “podría causar un daño irreparable” en ella y sus hijos, según se lee en el escrito. Si bien los abogados del español aún están esperando los documentos, el juez de Miami ya congeló las cuentasexcepto una, para que Perera pueda hacer los gastos básicos.