Twitter

Aunque un juez le ordenó a Chris Brown tres meses de rehabilitación, el cantante se tomó un descanso para acudir a un evento caritativo.

El pasado domingo asistió a una colecta de juguetes en Los Ángeles, en favor de niños necesitados.

Brown se tomó fotos con los fans y también junto a los juguetes que se recolectaron.

"Gracias a todos los fans que trajeron juguetes para los chicos. Que tengan maravillosas fiestas. ¡Le han hecho la Navidad a un niño", escribió el intérprete en Twitter.

Después de la recaudación, el cantante regresó al centro de rehabilitación donde recibe tratamiento para controlar su ira.