Johnny Depp hizo un alto a las grabaciones de la última entrega de 'Piratas del Caribe' para visitar a niños y jóvenes de un hospital en Australia.

El actor recorrió los pasillos y cuartos del nosocomio vestido como el capitán Jack Sparrow mientras daba ánimos a los pacientes que se encontraban internados.

Las imágenes de su sorpresiva vista fueron publicadas en las redes sociales, donde miles de usuarios destacaron, una vez más, su sencilla y noble personalidad.