La socialité Kim Kardashian se dio tiempo para visitar a su aún esposo Kris Humphries en su casa de Minnesota, después de haber anunciado su inminente divorcio.

Según publica el portal E!Online, la guapa morocha fue vista en la puerta de la vivienda hablando por su teléfono celular.

Vale indicar que tras el escándalo de su separación, la estrella de la televisión estadounidense canceló su aparición en un popular evento en la ciudad australiana de Melbourne y retornó a Estados Unidos agobiada emocionalmente por su divorcio.

Además, se supo que Humphries viajó a su ciudad natal para recibir el apoyo de sus familiares y que se está reconstruyendo a sí mismo pues no es una situación fácil.

Como se recuerda, la socialité anunció su divorcio el pasado 31 de octubre, tras dos meses de matrimonio.