A pocas horas de haber anunciado su divorcio, la socialité Kim Kardashian y su aún esposo, el jugador de baloncesto, Kris Humphries se dejaron ver sin sus aros de matrimonio.

Primero, la guapa morocha viajó a Sídney a donde llegó luciendo una chaqueta negra, gafas oscuras y zapatos de taco y al levantar su mano izquierda, los fotógrafos captaron que no llevaba ni el anillo de compromiso ni la alianza que se le entregó durante la boda.

Por su parte, Humphries fue captado en Los Ángeles, ingresando a su vehículo y cuando se disponía a abrir la puerta se vio la ausencia del anillo.

Vale indicar que Kardashian dio a conocer la noticia del alejamiento el pasado 31 de octubre, cuando inició los papeles del divorcio, tras 72 días de matrimonio.