Megan Fox vio tan sexualizada su imagen que no quería ser vista en público: "Creía que me iban a escupir"

Tras el estreno de "Diabólica tentación", Megan Fox vivió una época oscura al ver su imagen constantemente sexualizada. "Tuve un colapso psicológico", admitió pues no quería ni tomarse fotos.

Megan Fox contó que vio tan sexualizada su imagen que no quería tomarse fotos ni ser vista en público. | Fuente: Instagram

Megan Fox confesó que vivió una época muy dura después del estreno de la cinta "Diabólica tentación" (2009), dado que vio constantemente sexualizada su imagen en películas y medios lo que la hizo llegar al límite. 

"No fue solo ese filme, fue todos los días de mi vida, todo el tiempo, con cada proyecto en el que trabajé y con cada productor con el que trabajé", contó al programa "Entertainment Tonight". Esa atención no deseada sobre su físico tuvo un efecto severo en la actriz.

"Creo que tuve un colapso psicológico real, donde no quería hacer nada", aseguró Megan Fox. "No quería ser vista", agregó la artista de 33 años. Eso la llevó a no querer tomarse fotos, caminar por la alfombra roja, ni ser vista en público por "el miedo, la creencia y absoluta certeza de que se iban a burlar, o me iban a escupir, o que alguien me iba a gritar, o que la gente me apedrearía o me atacaría por estar en la calle", agregó.

Megan Fox en la cinta "Diabólica tentación" (20096), después de la cual vivió una época oscura. | Fuente:

SE SINTIÓ SIN APOYO

La actriz calificó a esta etapa como un "periodo muy oscuro" en su vida. La estrella de "Transformers" dijo que intentó hablar sobre sus experiencias de trabajar en Hollywood, en el marco del movimiento del #MeToo, pero sintió que no iba a tener el apoyo del público ni de las feministas. 

"Siento que estaba fuera y al frente del movimiento del #MeToo antes de que sucediera. Yo hablaba y decía 'estas cosas me están pasando y no están bien. Pero los demás decían 'no nos importa, te lo mereces'. Porque todos hablaban sobre como me veía o vestía o las bromas que hice", indicó Megan Fox.  

En el 2018, Megan contó, a "The New York Times", que a pesar de vivir situaciones relacionadas con el abuso de poder en Hollywood; no iba a ser bien recibida ni a tener compasión. "No sé si alguna vez habrá un momento en el que se me considere normal, que la gente conecte conmigo o que guste a los demás", agregó.

El mismo "The New York Times" afirmó que el público le debía una disculpa a Megan Fox por no haberla entendido en el pasado.

Megan Fox cree que el embarazo la ayudó y que le permitió ser una mejor versión de sí misma. | Fuente: Instagram

EL EMBARAZO LA AYUDÓ

En medio de ese "periodo oscuro" quedó embarazada de su primer hijo Noah, con su esposo Brian Austin Green, con lo que su situación empezó a mejorar. 

"Creo que quedar embarazada... Ese fue el primer gran avance en el que mi conciencia cambió y mi mente se abrió y pude ver desde una vista de pájaro para respirar y asimilarlo. Y luego otro niño, y luego otro niño y con cada niño siento que esa siempre ha sido la puerta de entrada a una mejor versión de mí misma", sostuvo Megan Fox.

¿Qué opinas?