Meghan Markle vuelve a protagonizar una episodio que incumple el protocolo de la realeza británica. | Fuente: AFP

Meghan Markle vuelve a llamar la atención por una nueva falta al protocolo de la realeza británica. Esta vez, la duquesa de Sussex besó al príncipe Harry durante un acto público, algo que la corona británica no ve con buenos ojos.

El hecho sucedió durante la premiación de clausura del partido de amistoso de la fundación de polo Senteable, del príncipe Harry. Ella estuvo observando este evento deportivo junto a Delfina Blaquier, esposa del polista argentino Nacho Figueras, quien también participó de este evento.

Al finalizar el encuentro, en el que el duque de Sussex salió victorioso, Meghan se acercó al podio para recibir el trofeo junto a su esposo. Fue en ese momento en el quie se dejó llevar por la emoción y besó en los labios al nieto de la reina Isabel II.

Lo sorprendente de este hecho es que Harry no se negó a esta muestra de afecto, algo que no sucedió hace algunas semanas cuando él rechazó un beso de su esposa cuando asistieron a un acto público en compañía de Isabel II.

Otro dato curioso de este hecho es que los padres del príncipe Harry, el príncipe Carlos y la princesa Diana, rompieron el protocolo de la misma manera en un evento similar.

Al parecer, Meghan Markle sigue teniendo problemas para adaptarse a los lineamientos de la realeza británica, pese a que constantemente es acompañada por su asistente Amy Picherill, una ex oficial de prensa del Palacio de Kensington.

0 Comentarios
¿Qué opinas?