Una escultura de la fallecida cantante Amy Winehouse fue revelada en Londres para recordar a la artista que el último domingo habría cumplido 31 años.

El monumento de bronce de tamaño natural, fue diseñado por Scott Eaton y fue situado cerca de la casa donde falleció la intérprete de “Back to black” en 2011.

La estatua fue expuesta al público por el padre de la artista, Mitch Winehouse, quien comentó que resultaba “increíblemente emotivo” ver a su hija inmortalizada.

Mitch además expresó que el monumento pretendía recordar el talentoy legado de la joven artista y la labor de la fundación que lleva su nombre.