Rafael Amaya
Rafael Amaya fue dado de alta de la clínica en la que fue internado para tratarse por sus adicciones. | Fuente: Telemundo

Fueron seis meses de rehabilitación los que Rafael Amaya estuvo internado en la clínica Julio César Chávez para superar sus adicciones a las drogas y el alcohol. Y, finalmente, el actor mexicano pudo salir para disfrutar de la Navidad con su familia.

El recordado protagonista de "El señor de los cielos" salió del centro el pasado 22 de diciembre, desde entonces se encuentra en compañía de sus padres en Culiacán (Sinaloa, México) donde también celebrará las festividades con su amigo, el cantante Roberto Tapia.

Carlos Apel, director de la clínica y primo del actor, confirmó que él fue dado de alta aunque no pudo brindar más información por confidencialidad.

"Ya salió de la clínica. No (regresará)... Con todo el respeto, nosotros como empleados de la clínica tenemos un contrato de confidencialidad que no nos permite platicar de ninguno de nuestros pacientes, independiente de eso (de su lazo sanguíneo)", declaró al programa Ventaneando. "Es el propio paciente el que tendría que platicar acerca de su proceso", agregó.

El cantante Roberto Tapia ya había contado que celebraría la Navidad con Rafael Amaya.

"Nosotros hacemos la cena familiar con pocos invitados... y en casa, seremos alrededor de 10, 12 personas, máximo 15 personas y somos los de siempre estamos año con año. Además viene mi compadre Rafa Amaya a pasar la Navidad con nosotros", comentó a Sale el Sol.

Tapia indicó que en la navideña también estarían presentes los padres y familia de Amaya.

SU PASO POR REHABILITACIÓN

El protagonista de la telenovela "El señor de los cielos", Rafael Amaya,, reapareció públicamente luego de someterse a una rehabilitación por sus adicciones. Hace un par de años, el actor mexicano debió abandonar la exitosa producción debido a una etapa de su vida marcada por las drogas y el alcohol.

En una pasada entrevista, la estrella. de 43 años. lució un semblante mejorado luego de recibir atención profesional por su crisis mental y de salud. A pesar de que cayó profundamente en estas adicciones, no pidió ayuda y solo sus seres queridos estuvieron junto a él para que pueda superar esta dolorosa etapa de su vida.

Perdí mi paz interior, el amor que le tenía a mi familia, a mi trabajo. Poco a poco me fui sumergiendo en el fango oscuro del alcohol y las drogas, viviendo todos los excesos posibles habidos y por haber”, dijo el protagonista de “El señor de los cielos” a la revista People en Español.