Selena Gomez recibe tratamiento psiquiátrico tras padecer una "crisis emocional", según TMZ. En el 2017, la cantante se refirió sobre su tratamiento por ansiedad y depresión. "Fue una de las cosas más difíciles que tuve que hacer, pero fue lo mejor", dijo a "Vogue".

Demi Lovato tiene una larga historia de problemas mentales. Ella contó que, a los 7 años, fue la primera vez que tuvo pensamientos suicidas. Ella cree que esos pensamientos fueron causa de la soledad y la depresión. La artista ha luchado contra desórdenes alimenticios, alcoholismo, adicción a las drogas y fue diagnosticada como bipolar a los 19 años. En el 2010, buscó tratamiento. En julio, la artista fue hospitalizada por sobredosis y ahora se encuentra nuevamente en rehabilitación.

 

Miley Cyrus reveló que ha luchado contra la depresión y la ansiedad después de terminar con el actor Liam Hemsworth. Ella indicó que sus fans saben de su problema y eso los ayudó con su depresión, lo que para ella resulta la razón para levantarse en las mañanas. 

Amanda Bynes fue una de las estrellas juveniles de Nickeloden a finales de los noventas. En el 2013, fue arrestada por conducir en estado de ebriedad tras lo cual fue hospitalizada por problemas mentales. Su diagnóstico se mantuvo en privado. Años después, habló sobre su errático comportamiento que incluyó controvertidos tuits: "estaba en drogas y trataba de ser graciosa". Además dijo que quería volver a la actuación.

Bella Thorne, que participó en la serie de Disney "Shake It Up", admitió que tenía depresión a través de un tuit. Además, ha luchado contra los comentarios negativos en Internet y hasta amenazas de muerte.

0 Comentarios
¿Qué opinas?