Mauricio Diez Canseco
Mauricio Diez Canseco revela que quiso dejar de lado sus empresas, pero su hija lo rescató. | Fuente: Composición

Mauricio Diez Canseco reflexionó sobre el futuro de “Rústica” y no dudó en agradecer a su hija Camila quien fue la única persona que lo apoyó en medio de la crisis ya que muchos restaurantes cerraron por la pandemia.

El popular ‘Brad Pizza’ quiso dejar de lado la empresa debido a que literalmente, todo se detuvo por la propagación del nuevo coronavirus. Sin embargo, la joven de 22 años le abrió los ojos y le ayudó a reinventarse, así que, gracias a ella, nació “Rústica Market”.

“En medio de esta noche tan oscura, mi propia sangre vino al rescate. La luz de mi hija Camila me dio una esperanza. Me abrió los ojos y me hizo ver la grandeza de la familia Rústica, de ese gran equipo”, comentó Diez Canseco en una publicación en Facebook.

Además, reflexionó sobre la situación de nuestro país, pero aseguró que eso no es motivo para darse por vencido: “Nadie sabe lo que puede venir, pero hoy estoy más seguro que nunca que la gran familia Rústica va a sobrevivir y seguir adelante”.

Por otro lado, lamentó que muchas personas hayan perdido su trabajo en “Rústica”, no obstante, destacó que ellos no lo dejaron solo y se unieron para ayudarlo: “Nosotros también sentimos el golpe, pero desde el primer momento tomamos el valor de sobrevivir”, concluyó.

Camila Diez Canseco, a su corta edad, se encarga de administrar la nueva imagen del restaurante donde cada semana, donan productos para los comedores populares. Además, ayuda a impulsar los shows gratuitos con Melcochita, Bettina Oneto, Manolo Rojas y Miguel Barraza.

PAPÁ ORGULLOSO

El empresario también contó sentirse orgulloso de Camila, su única hija mujer, quien actualmente supervisa los negocios familiares, especialmente abocada al lanzamiento de los súper Market Rústica, que inauguró el 1 de julio su segundo local en San Juan de Lurigancho.

Además, vigila los locales de Rústica Restaurante Delivery, con la intención de reflotar la empresa familiar y no dejar desamparados a cientos de trabajadores.

"Camila, son ciento diez días que no te veo, sabes que siempre estamos en contacto, no me cansaré de decirte que te amo más que a mi vida misma, a ti y a tus hermanos".

Por su parte, Camila comentó: "Estaba acostumbrada a verlo todos los fines de semana, tenemos noches de padre e hija, estar lejos de él es terrible. Él como padre es increíble, comparte mis sueños, siempre está para mí", dijo para el programa “América Hoy”.