Barcelona e Inter de Milán se volverán a ver las caras por la Champions League. | Fuente: AFP

Los capitanes del Inter de Milán y Barcelona, que se enfrentarán este martes por la Champions League en el estadio San Siro de Milán, llevarán unos brazaletes especiales, personalizados para enviar un mensaje contra el racismo. La iniciativa ha sido anunciada este domingo por el Inter en un comunicado oficial, en el que mostró un brazalete con la escrita 'BUU Brothers Universally United' (Hermanos universalmente unidos) y los logotipos de los dos clubes.

"Una iniciativa especial, en un momento particular. Inter y Barcelona, en el partido de la Champions League programado para el martes 10 de diciembre en San Siro, saltarán al campo con el mismo brazalete de capitán", se lee en la nota facilitada por el equipo milanés. "Una manera importante para reiterar una posición, una actitud, una natural predisposición: la de vivir el fútbol como pasión, cultura y fraternidad. Inter siempre ha luchado, a partir de su fundación (en 1908), para combatir todo tipo de discriminación", agregó.

El Inter, que necesita ganar para sellar el billete para los octavos de final de la Champions League contra un Barcelona ya clasificado como primero, tomó esta decisión en un momento de alta tensión en Italia por unos repetidos casos de racismo. El italiano Mario Balotelli, el marfileño Frank Kessie, el senegalés Kalidou Koulibaly o el belga Romelu Lukaku han sido recientemente víctimas de cánticos racistas en los estadios italianos.

El delantero argentino marcó el único gol del Inter de Milán. | Fuente: AFP

Además, Italia vivió unos días de polémicas esta semana a causa de la portada del diario Corriere dello Sport, que asoció el titular 'Black Friday' a Lukaku y al inglés Chris Smalling para presentar el partido del pasado viernes entre Inter y Roma. Los clubes y los propios Lukaku y Smalling criticaron con dureza el titular de este periódico y enviaron un nuevo mensaje en contra de todo tipo de discriminación.

Además, el Roma y el Inter anunciaron que impedirán a los periodistas del periódico el acceso a sus centros deportivos hasta enero de 2020. En este contexto, el Inter tomó una iniciativa fuerte para oponerse al racismo en una noche en la que se esperan más de 60 mil aficionados en San Siro para empujar al cuadro milanés hacia los octavos de final de la Champions.

Para pasar, el Inter debe sumar el mismo resultado que el Borussia Dortmund, que recibirá en casa al Slavia Praga. Los milaneses se medirán con un Barcelona que llega a Milán con los deberes hechos, pues ya está seguro del pase a octavos como primero desde la anterior jornada. EFE

¿Qué opinas?