No había pasado ni una hora desde que las puertas del estadio Monumental de Núñez, cuando de pronto por los parlantes de coloso deportivo se anunció que la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniurs. La reacción de los hinchas no se hizo esperar. 

Los hinchas, que habían formado largas colas desde las 9 de la mañana (hora peruana),  comenzaron a silbar, a insultar a la Conmebol y a Bocar River: pero en medio de su desazón se retiraron tranquilos..  

¿Qué opinas?