Antoine Griezmann se acerca cada vez más al Barcelona. | Fuente: AFP

Barcelona quiere contratar sí o sí con Antoine Griezmann en este mercado de fichajes, pero busca la forma de hacerlo con el menor gasto posible. El club quiere evitar cualquier perjuicio fiscal y por ello prepara una estrategia distinta.

Según informa el diario Sport, Barcelona arregló para que sea Antoine Griezmann quien pague su propia cláusula de recisión con Atlético de Madrid, la cual bordea los 120 millones de euros. El pago se tiene que realizar en la sede de LaLiga.

"Se trata de una operación compleja y de un elevado coste económico, y de ahí que el Barcelona esté midiendo muy bien cada paso a seguir", precisa el rotativo español. Además, señalan que entre jueves y viernes de esta semana se realizará el pago de la cláusula.

Al tratarse del abono de una cláusula de rescisión, la operación no estaría sujeta al pago del IVA (impuesto al valor agregado). Eso implica que el club se ahorre alrededor de 25 millones de euros.

Uno medio como Mundo Deportivo va más allá y señala: " Si la operación se precipita en los próximos días, Griezmann podría estar presente el lunes 15 en el primer entrenamiento del Barcelona. El día antes serán las pruebas médicas, que deberá pasar en cualquier caso previo a su fichaje".

¿Qué opinas?