Luis Suárez conversando con el árbitro del partido Ricardo de Burgos Bengoetxea. | Fuente: AFP

Barcelona derrotó por la mínima diferencia a Real Valladolid en el duelo correspondiente por la fecha 2 de la Liga Española. Y el protagonista del encuentro no fue ni Lionel Messi, ni Philippe Coutinho, ni Ousmane Dembelé, autor del tanto, sino lo fue el VAR que terminó anulando dos goles.

El árbitro asistente de video, más conocido por sus siglas como VAR, le ahogó el grito de gol a Luis Suárez y a Sergio Gontán Gallardo ‘Keko’.

Al minuto 83, Lionel Messi filtró un pase para el delantero uruguayo que terminó venciendo a Jordi Masip con un disparo cruzado. El ‘Pistolero’ comenzó a festejar pero el réferi del encuentro, Ricardo de Burgos Bengoetxea, se amparó en el VAR y le prohibió celebrar su primer tanto en la temporada para el charrúa.

Diez minutos después, a los 92’ cuando el cotejo estaba a instantes de finalizar, Villadolid había igualado el encuentro con un cabezazo de ‘Keko’. El extremo conectó de cabeza un centro que terminó ingresando en el arco de Marc-André Ter Stegen.

El futbolista se sacó la camiseta para festejar el empate, sin embargo, el árbitro fue notificado que estaba en posición ilícita y mediante la revisión del VAR se le impidió festejar la igualdad.

Asimismo, en el gol anotado de Ousmane Dembélé, se recurrió al VAR. De Burgos Bengoetxea acudió a las pantallas para ver si la pelota había salido antes de que Sergi Roberto asistiese al francés. La tecnología terminó decretando que el balón todavía se encontraba dentro del campo, por lo que validó el gol del equipo blaugrana.

De esta manera, Barcelona consiguió su segunda victoria en la Liga de España tras vencer a Alavés en su debut. Seis puntos que lo sitúan en la cima del campeonato.

Ricardo de Burgos Bengoetxea dialogando con los futbolistas del Real Valladolid. | Fuente: EFE
Luis Suárez no pudo gritar su primer gol en la temporada. | Fuente: AFP


¿Qué opinas?