Maurizio Sarri no estuvo nada contento con la reacción de Kepa. | Fuente: ESPN

Las discrepancias entre jugadores y entrenadores suelen darse en ocasiones durante partidos oficiales, pero no en duelos tan trascendentes como una final de Carabao Cup. Justamente, en el cotejo entre Chelsea y Manchester City, Maurizio Sarri quiso hacer una sustitución en el arco para los penales pero finalmente no pudo concretarla debido a la negativa por parte de Kepa Arrizabalaga de dejar el terreno de juego.

Alrededor del minuto 117 del encuentro, Maurizio Sarri hizo que Willy Caballero empiece a calentar y su intención era clara: darle ingreso al portero argentino para que ataje en los penales, pues el marcador iba 0-0 y no habían razones para creer que este cambiaría. No obstante, cuando ya el golero de 37 años estaba listo para entrar al campo de Wembley, una acción dejó sorprendido a todo el estadio: Kepa Arrizabalaga se negó a ser sustituido.

Este gesto por parte de Kepa Arrizabalaga generó una reacción negativa en Maurizio Sarri, quien lanzó un puñete hacia la banca donde se encontraba sentado e incluso estuvo a punto de irse a los camerinos antes de que empiecen los penales. Al fin y al cabo, no tuvo más remedio que quedarse en la zona técnica con su cuerpo de trabajo y los suplentes, pero vio al Chelsea caer 4-3 en los lanzamientos desde los once pasos y perder la final de la Carabao Cup.

¿Qué opinas?