El Real Madrid ganó con autoridad en su cuarto partido de pretemporada. | Fuente: Real Madrid

El Real Madrid volvió 91 días después a su estadio para la disputa del 39 Trofeo Santiago Bernabéu en el que fue el primer partido en casa tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Este sábado ante el Milan (3-1) fue el galés Gareth Bale el que asumió el liderazgo del equipo con una asistencia a Benzema y un tanto al filo del descanso.

El encuentro comenzó siendo una lluvia de goles en la que el Real Madrid golpeó primero. Una buena jugada de Gareth Bale desbordando a Ricardo Rodríguez por la derecha la aprovechó Karim Benzema para imponerse en el segundo palo y hacer el 1-0 cuando tan sólo había transcurrido un minuto y medio.

Aunque la alegría le duró poco al conjunto de Julen Lopetegui, ya que el argentino Gonzalo Higuaín, recién llegado desde el Juventus, puso el empate en el marcador tras un buen disparo desde fuera del área tan solo dos minutos después.

Esta vez en el primer encuentro del Real Madrid en casa tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Y fue Bale el que más lo intentó hasta que llegó su premio en el minuto 46+ al aprovechar un balón suelto en el área, demostrando su instinto goleador.

Sin el belga Thibaut Courtois, recién llegado, y sin Odriozola, lesionado, la afición del Real Madrid vio el debut en el Santiago Bernabéu de las otras dos incorporaciones hasta el momento: Vinicius y Lunin.

Así, el Real Madrid cerró el último amistoso de la pretemporada con victoria frente al Milan para levantar su 28º Trofeo Santiago Bernabéu en un encuentro que le sirvió a Julen Lopetegui para rodar a jugadores como Marcelo, Sergio Ramos, Carvajal y Kroos además de confirmar cuál será su tridente de ataque para la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid.

EFE

0 Comentarios
¿Qué opinas?