Jorginho celebra su gol de penal ante Polonia. | Fuente: AFP

Roberto Mancini hizo su debut en competición oficial como nuevo seleccionador de Italia con un empate, por 1 a 1 en casa contra Polonia gracias a un penal marcado por Jorginho, en el primer partido de ambos en la Liga de Naciones de la UEFA, este viernes en Bolonia.

La ‘Azzurri’ fue una de las grandes ausentes del Mundial de Rusia 2018 y se había propuesto en el inicio de esta nueva etapa lograr una victoria para empezar a corregir el rumbo. No lo logró, pero al menos pudo evitar la derrota en un partido que se le había complicado seriamente.

Piotr Zielinski adelantó a Polonia en el partido en el estadio Renato Dall'Ara de Bolonia, cuando en el minuto 40 el mediocampista del Napoli, que conoce bien el 'Calcio', remató de volea en el segundo palo y libre de marcaje un centro de su compañero Robert Lewandowski, que se había hecho con el balón tras una pérdida del brasileño nacionalizado italiano Jorginho.

Cuando Italia se acercaba a la derrota, una caída de Federico Chiesa en el área fue castigada con un penal que transformó Jorginho en el 78.

(Con información de EFE)

LA PREVIA

Si su presencia es discreta en la Serie A, lo es aún menos numerosa en la Liga de Campeones: ¿dónde están pues los jugadores italianos que deben enderezar el rumbo de la 'Nazionale' de Roberto Mancini, que hará su debut oficial el viernes ante Polonia en la Liga de Naciones?

Mancini no esperó para hacer llegar su mensaje. En la primera conferencia de prensa en la concentración, el lunes, el técnico nombrado en mayo disparó las alarmas. "Nunca hubo tan pocos italianos en los terrenos de juego, es un punto mínimo", afirmó el exentrenador del Manchester City y del Inter de Milán.

En la amplia nómina ofrecida por Mancini, se encuentran tres jugadores del Chelsea (Zappacosta y los dos brasileños nacionalizados Jorginho y Emerson) y el 'francés' Balotelli. Verratti (Paris SG) y Pellegri (Mónaco) son baja por lesión.

Mancini no cuenta pues con demasiada materia primera para tratar de reflotar a una selección hundida bajo la dirección de su predecesor Gian Piero Ventura, quien no logró llevar a Italia a un Mundial por primera vez en 60 años.

Por ello realizó la apuesta de llamar a jugadores con poca experiencia, como el centrocampista ofensivo de la Roma Nicolo Zaniolo quien, a sus 19 años, no ha debutado en la Serie A y sólo cuenta con un puñado de partidos en Serie B.

En efecto, las promesas italianas quedan a menudo relegadas al campeonato Primavera (reservado a los jóvenes). Una de las soluciones previstas fue la creación de equipos B, como en Francia o España, donde compiten en tercera o cuarta división. Pero de los clubes de élite sólo la Juventus cuenta con un filial.

Sin embargo, las categorías inferiores de la selección han logrado resultados esperanzadores. Los Sub-17 y los Sub-19 son vigentes subcampeones de Europa. Pero Italia es consciente de que no cuenta con un Mbappé sobre el que depositar sus esperanzas.

Con ese objetivo convocó a jóvenes como Zaniolo y Barella, a Chiesa (20 años) o Bernardeschi (24 años), además del arquero Donnarumma (19 años). Aunque la 'Azzurra' sigue sustentándose en Bonucci (31 años), Chiellini (34 años) y, según espera Mancini, en Balotelli (28 años).

(Con información de AFP)

¿Qué opinas?