El amaño de partidos empaña la Liga de España. | Fuente: deportesinc.com

El fútbol de España sufrió este martes un duro golpe en forma de operación policial con la detención de futbolistas en actividad y retirados en distintas ciudades por su presunta implicación en un nuevo caso de amaños de partidos. Incluso, dentro de los implicados está el ex-Real Madrid Raúl Bravo.

En este punto toca conocer cómo se gesta un amaño en el fútbol. En el caso destapado en España, las autoridades precisan que una organización delictiva contacta con intermediarios. Estos suelen ser jugadores recién retirados, o a punto de retirarse, y que tengan contactos en varios vestuarios.

La finalidad es que estos puedan transmitir la confianza necesaria a los jugadores en actividad para que se dejan ganar/empatar/perder un partido, dependiendo de la circunstancia requerida. Todo casi siempre vinculado a las casas de apuestas

Tras ello, escogen el partido más 'factible' y hablan con jugadores clave de un equipo: capitán, centrales y portero. Los puestos que ocupan son determinantes para que un resultado pueda moverse de acuerdo con lo que requiere el postor. A cambio de esto reciben una especie de pago escalonado.

"Una vez aceptado el amaño, siempre en metálico (efectivo) se paga una primera fase antes del partido (que suele ser con dinero anticipado por los responsables de la organización). Una vez producido el resultado deseado, llega el segundo pago", describe el diario Marca.

Las autoridades de LaLiga trabajan con las autoridades para detectar acciones irregulares en los partidos y, además, para estar al pendiente de lo que ocurre en la casa de apuestas. Cuentan con una herramienta llamada TYCHE, que monitorea todas las apuestas que se hacen en todos los partidos de fútbol y proporciona datos en tiempo real a las autoridades.

Un sistema para monitorear

"Tyche tiene un sistema de aviso que va de 0 a 5, en función de cómo fluctúan los movimientos de apuestas. Si sobrepasa el 2, ya es un movimiento sospechoso que activa las alarmas. el Huesca-Nàstic investigado, por ejemplo, se quedó entre el 4 y el 5. Evidentemente, a partir de ahí, se recogen los datos, se elabora un informe desde el departamento de Integridad y, como ocurrió en este caso, se hace una denuncia conjunta con la Policía Nacional", explica el diario español.

Las apuestas deportivas online en España, que alcanzan cifras de facturación superiores a 5.000 millones de euros, han permitido localizar actuaciones ilícitas en las que se han visto implicados futbolistas no profesionales que son sobornados por tramas organizadas para sus fines.

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?