Brasil
Brasil perdió 7-1 ante Alemania. | Fuente: EFE

El 8 de julio es una de las peores fechas en la historia del fútbol brasileño comparado, inclusive, con el 'Maracanazo' en la derrota ante Uruguay de la final del Mundial 1950. La Seleccción de Brasil perdió 7-1 ante la poderosa Alemania en la semifinal del Mundial 2014.

El estadio de Belo Horizonte albergó uno de los peores fracasos de Brasil, que fue ridiculizado por el equirpo germano de Joachim Low que ganó con goles de Toni Kroos (2), André Schürrle (2), Miroslav Klose, Thomas Muller y Sami Khedira.

El descuento del anfitrión del Mundial llegó a través de Oscar (90'), que no pudo contar para este compromiso con el central Thiago Silva y con la estrella del equipo Neymar, quien se lesionó en el partido ante Colombia.

La prensa brasileña descargó sus criticias con una serie de jugadores y uno de los prinicipales fue el defensa David Luiz, que al igual que sus compañeros, tuvo un pobre rendimiento ante Alemania que a la postre se convirtió en el campeón tras vencer en la final a Argentina.

El defensa de Arsenal recordó esta dura derrota de Brasil y señaló que él fue el único que cargó con tamañana responsabilidad. “Los primeros seis meses, para mí, muchas personas se escondieron, no querían compartir o asumir la responsabilidad, y llevé la carga solo por mucho tiempo”, señaló en una entrevista a la TV oficial del Benfica.