Manchester United
Edinson Cavani celebra su gol con Manchester United. | Fuente: AFP

Un doblete de Mason Greenwood dio la victoria por 3-1 ante el Burnley al Manchester United, que recorta la desventaja con el Manchester City, líder de la Premier, a falta de seis jornadas para el cierre de la competición.

El cuadro de Ole Gunnar Solksjaer sufrió para superar a un rival que pretende evitar el descenso. El equipo de Sam Dyche sufrió en Old Trafford su tercera derrota seguida. Marca la permanencia el Burnley, que resistió hasta el minuto 85.

El duelo se desniveló en la segunda parte. Hasta entonces fue un monólogo del Manchester United pero sin acierto alguno para batir a Bailey Peacock Farrell.

Una acción de Marcus Rashford, el más destacado de su equipo, generó el primer tanto, culminado por Greenwood.

Gol de Edinson Cavani. | Fuente: Sport TV

El Burnley, que suele puntuar ante rivales de enjundia y que el pasado curso venció al United, empató dos minutos después en un córner que aprovechó James Tarkowski para cabecear y batir a Dean Henderson, otra vez titular en detrimento del español David de Gea.

Manchester United se volcó. Con Edinson Cavani, que sustituyó a Fred en el descanso, en el terreno de juego el acoso fue mayor.

Se puso de nuevo por delante en el minuto 85, cuando Greenwood recibió un balón de Paul Pogba en el vértice del área, se hizo un hueco y disparó a la red.

Sentenció en el tiempo añadido, en un contraataque dirigido por Bruno Fernandes que encontró a Donny Van de Beek. Asistió el neerlandés a Cavani, que batió a Peacock-Farrell y redondeó el triunfo del United.

La victoria deja al conjunto de Ole Gunnar Solksjaer a ocho puntos del liderato del City


NUESTROS PODCASTS

Estados Unidos pausará la vacunación con la fórmula de Johnson & Johnson contra el Covid19 por recomendación de la FDA, luego de que se registren seis casos de trombosis entre las 6,8 millones de dosis aplicadas en el país. El organismo detalló que los casos detectados son de “un tipo raro y grave de coágulo sanguíneo en personas después de recibir la vacuna”, que hasta ahora son “extremadamente inusuales”.