Zinedine Zidane y Marcos Materazzi
Ambas leyendas del fútbol protagonizaron el incidente en la final del Mundial 2006. | Fuente: EFE

El excentral Marco Materazzi aseguró que sus compatriotas lo trataron mal tras provocar el cabezazo de Zinedine Zidane en la final del Mundial Alemania 2006. El exjugador aseguró que, pese a que por él lograron levantar su cuarta copa del mundo, los italianos lo marcaron como el villano.

"Zidane estaba protegido por los franceses, pero mis propios compatriotas me aplastaron. Para mí no son verdaderos italianos...", aseguró Materazzi, en un video en vivo con el chef Davide Oldani a través de Instagram.

El exdefensa subrayó que los italianos debieron de enaltecerlo por su desempeño en el partido, en vez de juzgarlo por la provocación del cabezazo. "Soy un patriota. Y siempre he defendido los colores de Italia. Su crítica [la de la gente de su país] es lo que más me dolió después de esa Copa del Mundo. Estas personas deberían haber besado el suelo que pisé, desde que marqué el gol del empate", añadió Materazzi.

En la final del Mundial 2006, Italia y Francia buscaban consagrarse una vez más como campeones mundiales. El encuentro era el último para Zidane como jugador profesional, por lo que buscaba retirarse con el mayor título. El francés había abierto el marcador con un golazo de penal a tan solo 7 minutos, pero Materazzi logró poner el empate a los 18. A los 110 minutos, en el tiempo complementario, 'Zizou' fue expulsado por el cabezazo y en la tanda de penales, David Trezeguet falló su disparo, dándole la victoria a los italianos con el gol de Fabio Grosso.